Publicado en Columnas

SIN TON NI SON

Miércoles, 12 Febrero 2020 21:06 Escrito por 

Jugando con las palabras me referiré al origen de la palabra ANFITRIÓN, que etimológicamente viene del griego amphi “alrededor” o “en torno a” y treyn “agotar” o “maltratar” por lo que algunos etimólogos le atribuyen el significado de “el que todo destruye a su alrededor. Pero si nos remontamos a la leyenda de la mitología griega nos enteramos de que Anfitrión fue un personaje, hijo de Alceo y de Astidamia, que se casó con su prima Alcmena, hija de Electrión, rey de Micenas. Habiendo matado por error a su suegro, fue expulsado de la ciudad y, antes de consumar el matrimonio, marchó con su mujer a Tebas, donde fue purificado por Creonte. Su esposa Alcmena se negó a hacer el amor hasta que Anfitrión no hubiera vengado a sus ocho hermanos, que fueron asesinados por los hijos del rey de la isla de Tafos. Fue así que Anfitrión se marchó para hacer la guerra contra Tafos y permaneció mucho tiempo ausente. Cuando ya regresaba vencedor y estaba acampado a no mucha distancia de su ciudad, Zeus, que estaba enamorado de Alcmena, adoptó la forma de Anfitrión y se presentó en el palacio ante Alcmena quién lo recibió como a un marido largo tiempo ausente. Zeus ordenó al Sol que detuviera su curso por setenta y dos horas para permitirse una larga noche de amor con ella, quien creía estar amando a Anfitrión; al llegar el alba la dejó en el lecho. Ese día volvió el verdadero Anfitrión que percibió en su esposa una reacción insuficientemente calurosa, según él, debido al hecho de haber estado ausente tanto tiempo, y así se lo manifestó a ella. Entonces ella le contestó que ya lo había recibido el día anterior y con mucha pasión recordándole la noche pasada juntos. Anfitrión entonces creyó que no sólo su esposa lo engañaba, sino que además pretendía burlarse de él, y en un arrebato de cólera la persiguió para matarla. En una de las versiones del mito, Alcmena, huyendo, subió a un torreón, para alcanzarla Anfitrión apiló una pira de troncos, y ayudado por su asistente Sosias, con unas antorchas le prendió fuego con la intención de quemar viva a Alcmena. En eso estaban cuando Zeus intervino para salvar a Alcmena: apareció Zeus entre las nubes ordenando a éstas que llovieran sobre la pira y la apagaran, dándose a conocer ante Anfitrión, explicando que había sido él, el dios supremo, quien había tomado a su esposa con la forma de Anfitrión, proclamando de esta manera la inocencia de ella. Entonces Anfitrión no sólo le mostró su placer y honor por haberlo recibido en su casa y compartido con él su esposa, sino que le manifestó al dios Zeus que podía hacerlo cuando lo deseara. De ahí que se llame anfitriones a todos los que abren su casa y lo suyo a los invitados.
El dramaturgo Plauto, en el siglo II antes de nuestra era, y Molière, en 1668, escribieron sendas comedias en las que mostraban a Anfitrión en la lucha mientras Zeus hacía el amor con su mujer. Así que anfitrión es aquel que recibe invitados en su casa, aunque no necesariamente de la manera como Zeus fue recibido en la casa de nuestro héroe.
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @_copitoo

Visto 715 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de Francisco Javier Escamilla