Publicado en Columnas

SIN TON NI SON

Miércoles, 08 Enero 2020 21:27 Escrito por 

Acabo de terminar de leer una de las mejores novelas, a mi parecer, escritas en idioma español: “El amor en los tiempos del cólera” del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Al principio pensé que era otra obra de Realismo Mágico, pero resulto ser una proeza de realismo real. A decir verdad ya había leído esta novela, pero fue en el siglo pasado, y ya no me acordaba de la profundidad de su significado.
El amor en los tiempos del cólera es una historia de amor. Se trata de un amor imposible (o casi), que dura más de cincuenta años, y que sobrevive ante todo y sobre todo. Se desarrolla en el tiempo de las epidemias de cólera y su narración gira en torno a dos protagonistas, Florentino Ariza y Fermina Daza, cada uno por su lado, tal y como el destino lo quiso.
El libro, como su nombre lo dice, es de amor, pero es del amor de uno sólo de los protagonistas, Florentino, obsesionado con Fermina. El amor, tratado como el sentimiento más puro que el ser humano pueda sentir. Este amor puro, que está en todas partes como un genio que hace y deshace a su voluntad, que adquiere diferentes significados y formas dependiendo del momento, del personaje, en general, de la situación. Es cierto que se está hablando del amor más puro, pero también de personas de verdad, de carne y hueso, que sienten y padecen, y que por lo tanto, no son tan puros. Gabriel García Márquez se zambulle en lo más profundo de los sentimientos del ser humano (tanto buenos como malos), realizando con ello un retrato hiperrealista de nuestra propia naturaleza. Cada matiz, cada mínimo detalle de los sentimientos, sale a superficie y los muestra con un lenguaje tan claro que, increíblemente, resulta incluso simple.
Este libro está escrito de corrido, aunque se interpreta que pasa de un capítulo a otro, la narración es continua, está perfectamente hilada y no deja ningún cabo suelto. Consigue deleitar al lector con un lenguaje que se puede paladear, pero la gran diferencia está en que tiene una mayor pausa, gracias a la cual puede penetrar en aspectos ignorados de la vida. Es tal vez esa pausa a la hora de narrar, el tomarse todo el tiempo necesario en mostrarnos cada detalle, lo que hace de El amor en los tiempos del cólera una obra genial. Este tiempo pausado permitirá a los que hayan vivido mucho, reencontrarse con sensaciones familiares; como dije al principio leí esta novela hace varias décadas, pero está vez me ha calado hondo.
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @_copitoo

 

Visto 799 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de Francisco Javier Escamilla