Publicado en Columnas

SIN TON NI SON

Miércoles, 06 Octubre 2021 21:16 Escrito por 

Quiero reconocer que no soy muy tolerante con la actual manera de expresarse de gran parte de la sociedad, me refiero a que incluyen palabras o frases en inglés, para hacerse entender, o para parecer más ilustrados, o que han recorrido más mundo. Sin embargo, me parece una falta de respeto a nuestra lengua. Por eso, esta vez, me voy a referir a palabras latinas que son aprobadas por la Real Academia Española de la Lengua y que éstas sí deberíamos conocer y saber utilizar, claro siempre escribiéndolas en cursivas:
Alter ego: literalmente «otro yo», un alter ego en español, según la RAE, es una persona que, con respecto a otra, está muy identificada con sus opiniones o modo de actuar.
Bis: una segunda vez.
Curriculum vitae: relación de los títulos, honores, cargos, trabajos realizados, datos biográficos, etc., que califican a una persona.
Déficit: falta o escasez de algo que se juzga necesario.
Ex aequo: por igual (usado en deportes).
Facsimil: significa «hacer semejante». Es una copia o reproducción casi idéntica de un documento. De su abreviatura procede la palabra fax.
Grosso modo: más o menos, sin dar detalles.
Hábitat: lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal.
Honoris causa: en reconocimiento a méritos especiales.
In fraganti: en el acto.
Intra muros: dentro de una ciudad.
Ipso facto: en el mismo momento.
Lapsus: equivocación.
Libido: popularizada por el psicólogo Freud a principios del siglo XX, la palabra libido significa deseo, ganas. Actualmente, se usa en el lenguaje cotidiano como un término de psicoanálisis que evoca el deseo sexual.
Motu proprio: voluntariamente o por propia iniciativa.
Máximum: la palabra latina significa «el más grande». Se opone a otra palabra de origen latino: mínimum.
Quídam: persona cuyo nombre no conocemos.
Quid pro quo: en latín, era una expresión que significaba «tomar una cosa por otra». Originalmente, era un término usado en farmacia cuando se sustituía una sustancia por otra.
Sine qua non: absolutamente necesario. Una condición sine qua non;
Ultimátum: en el siglo XV, la expresión ultimatum consilium se usaba para definir la última decisión. Hoy es un requisito que hay que cumplir dentro de un tiempo determinado.
Veto: me opongo.
Viceversa: al contrario.
Video: literalmente «yo veo». ¡Ver un video es decir dos veces lo mismo!
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @_copitoo

 

Visto 296 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de Francisco Javier Escamilla