Publicado en Columnas

SIN TON NI SON

Miércoles, 27 Enero 2021 20:10 Escrito por 

Las tradiciones religiosas representan un freno a las pasiones humanas y, en muchos casos, una oportunidad para dignificar y engrandecer a las personas. Sin embargo, es muy común que existan disputas entre los seguidores de una u otra religiones, habiendo llegado incluso a desatarse guerras por profesar distintas religiones. Pero, si nos adentramos, aunque sea un poquito, en los conceptos de algunas religiones, podemos encontrar extrañas similitudes, que denotarían un mismo origen de las creencias, aun cuando sus orígenes se remontan a muy distantes épocas y ubicaciones geográficas, algunos ejemplos, comparados con la tradición cristiana que es con la que estamos más familiarizados:
-“El que crea sin cesar los mundos, es triple. Es el Brahma, el Padre; Él es Maya, la Madre; Él es Vishnú, el Hijo; Esencia, Substancia y Vida. Cada uno contiene a los otros dos, y los tres son uno en lo inefable” Doctrina brahmánica. El cristianismo habla de la Divina Trinidad.
-El libro sagrado de los persas, el Zend-Avesta, habla de un antiguo legislador con el nombre de Yima, y Zoroastro, al fundar una religión nueva, apela a ese predecesor como el primer hombre a quien habló Ormuzd, el Dios vivo, como Jesucristo apeló a Moisés.
-3000 años antes de nuestra era la tradición de los brahmanes nos dice “Un día. Devaki cayó en un éxtasis muy profundo. Oyó ella una música celeste, como un océano de arpas y de voces divinas. De repente, el cielo se abrió en abismos de luz. .. Mahadeva, se le apareció en forma humana. Iluminada por el espíritu de los mundos, perdió el conocimiento, y en el olvidó la tierra, en una felicidad sin límites, concibió al niño divino. El niño que nació es conocido como Krishna. ¿Algo les recuerda este pasaje?
-Y este otro pasaje, también de la tradición de los brahmanes “si--, cuando la hija de la serpiente incite al crimen al hijo del Toro, entonces me volverás a ver en una aurora de púrpura. Entonces matarás al Toro y aplastarás la cabeza de la serpiente.- Hijo de Mahadeva, sabe que tú y yo no formamos más que uno en Aquél.
-Ahora transportémonos a Egipto, Osiris, un dios y rey mítico del Antiguo Egipto, según la mitología egipcia, fue el inventor de la agricultura y la religión y su reinado fue beneficioso y civilizador. El martirio de Osiris le valió para conquistar el mundo del más allá, donde se convirtió en juez soberano y supremo de las leyes del Maat. Su maestro le explicaba “la hora se aproxima en que se te revelará la verdad. Porqué tú la has presentido ya, descendiendo al fondo de ti mismo y encontrado allí la vida divina. Vas a entrar en la grande, en la inefable comunión de los iniciados. Porque eres digno de ello por la pureza de tu corazón, por tu amor a la verdad y tu fuerza de renunciamiento. Pero nadie franquea el umbral de Osiris sin pasar ´por la muerte y por la resurrección…
Estos son sólo algunos de los pasajes que los libros sagrados de distintas religiones nos muestran. ¿Tendrán un mismo origen?, ¿Nos señalan algo que no hemos querido entender? ¿Es, tan sólo, una coincidencia? Yo no lo creo, pero el fondo es muy profundo.
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @_copitoo

Modificado por última vez en Jueves, 28 Enero 2021 09:51
Visto 426 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de Francisco Javier Escamilla