Publicado en Columnas

AQUÍ NO PASA NADA

Miércoles, 27 Febrero 2019 21:25 Escrito por 

Se violó la Constitución. Si la actuación de un servidor público no se apega a lo que establece la Carta Magna, hay una violación. Eso hicieron los estrategas de la Secretaría de Turismo del gobierno federal, al producir y divulgar un spot para dar a conocer una supuesta “Estrategia Nacional de Turismo”.
El artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es clara y expresamente señala: “La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración publica y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.
Con las reformas que se realizaron en 2007, expresamente se definió la prohibición de que los contenidos de comunicación –elaborados con recursos públicos- incluyeran nombres, imágenes, voceos o símbolos que significaran promoción personalizada, porque en aquel momento, los presidentes municipales, diputados y gobernadores e incluso servidores públicos, aprovechaban cualquier oportunidad para generar campañas institucionales donde ellos aparecían con el menor pretexto.
En ese contexto, en el Congreso de la Unión, se impulsaron los cambios constitucionales para reformar el artículo 134 e incluir esas condiciones que limitan el manejo de la comunicación institucional o “social” –como le llaman algunos.
El propio secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, divulgó el video en su cuenta personal de Twitter, el cual también se mostró en Chetumal, Quintana Roo, al presentar la llamada “Estrategia Nacional de Turismo”.
El reclamo en el Senado de la República por parte de los partidos opositores no se hizo esperar y Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), criticó el material: “por su carga ideológica, parece producido para un partido político”, expresó en su cuenta de Twitter e incluso mostró una parte del video.
El problema es que en el material –que debió pagarse con recursos públicos- aparecen imágenes del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su toma de protesta y en un mitin de Morena.
La estrategia de comunicación del “Gobierno de México” está focalizada en enfatizar que las cosas están cambiando en el país y que todo aquello que se hizo antes estuvo mal, plagado de corrupción y sin un sentido social que atendiera las necesidades de la gente.
El presidente y su equipo no pretenden hablarle al llamado “círculo rojo”; es decir, a los tomadores de las decisiones económicas y políticas del país, sino al “círculo verde” donde se encuentra la mayoría de los mexicanos, y donde –naturalmente- se concentran los votos.
Un día sí -y otro también- resaltan las diferencias entre uno y otro régimen, destacando las injusticias o abusos que –desde su perspectiva- se cometían en el país.
La violación fue clara y el reclamo inmediato, pero –como está ocurriendo con muchos temas- no pasará nada. ¿Quién será el actor político o económico que se atreva a denunciar al secretario de Turismo federal?
PERCEPCIÓN
Felicidades a Jesús Ruíz, por el merecido reconocimiento que le otorgará el Gobierno del Estado de México. Ahora su nombre se ubicará en la historia de esta entidad.
Twitter: @RJoyaC

Visto 1771 veces
Valora este artículo
(0 votos)