Publicado en Columnas

Hasta siempre David Beriain

Miércoles, 05 Mayo 2021 21:04 Escrito por 

Hay quienes me han preguntado si me considero periodista por escribir estas líneas semanales en Trinchera Global, yo en un sentido de franqueza siempre he respondido que no, que lo más alto a lo que puedo aspirar es a considerarme solamente un analistas internacional. Lo anterior, no porque desdeñe la labor periodística, por el contrario, creo que el periodismo es una profesión sublime que enaltece los derechos fundamentales al saber, a mantenerse informado y de libertad de expresión, de hecho grandes movimientos sociales se han gestado a la luz de la labor periodística que en franca insurgencia han sido la voz escrita para la difusión de las ideas políticas, científicas, culturales y en general una ventana abierta para la pluralidad del pensamiento.
En este sentido, un reconocimiento especial merece el denominado “periodismo de investigación”, aquél que explora, analiza y discierne sobre ciertos fenómenos sociopolíticos, para un servidor cobran una especial relevancia aquellas investigaciones que muestran realidades que a ciertos sectores de la sociedad les conviene mantener ocultas o invisibilizadas, razón por la cual los periodistas que las realizan son verdaderos paladines de la democratización de la información.
Yo tenía mi propio superhéroe periodístico, el español David Beriain, y digo tenía porque la semana pasada se dio a conocer que lamentablemente David y el camarógrafo Roberto Fraile, fueron brutalmente asesinados en el territorio del parque nacional Arli en Burkina Faso, un país de África que en los últimos años se ha convertido en escondite de yihadistas, terroristas de lo que aún queda de Al Qaeda y cazadores furtivos, de hecho el documental que se encontraban grabando era precisamente sobre la cacería ilegal en este lugar, que dicho sea de paso, resulta ser de los más pobres del mundo.
Pero, ¿quién era David Beriain?, a manera de respuesta se afirma que era un periodista de vocación y convicción, egresado de la carrera de Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra, rápidamente ganó renombre por cubrir conflictos armados, sus reportajes para el periódico la Voz de Galicia en Irak, Afganistán y Libia, atrajeron las miradas de los lectores por la crudeza de sus relatos y las revelaciones que lograba extraer de los soldados inmersos en la lucha armada, lo que le llevó a gestar una prolífica trayectoria como documentalista de fenómenos sociales vinculados con el conflicto, labor que le llevo a ganar múltiples galardones internacionales.
Particularmente, me tocó descubrir a David Beriain gracias a su trabajo en el programa “Clandestino” producido por él y con el apoyo de Discovery Channel, una serie que llevó al periodista a internarse en el Cártel de Sinaloa, en las Maras en el Salvador, en las FARC en Colombia, en la mafia albana, con los taladores de las selvas del Perú, los sobrevivientes de las guerrillas Hmong en las fronteras de Vietnam, Laos y Camboya, sólo por mencionar algunos de sus grandes trabajos. Siempre con una gran objetividad, sensibilidad y clara neutralidad, los reportajes de Beriain asombraban por su cercanía con el peligro y con seres rotos de alguna u otra forma por la vorágine de la dinámica social o de los gobiernos indolentes, lo que seguramente llevó más de uno a idealizar a un Beriain como si fuera inmune a todos esos peligros de los que siempre salía avante.
Por desgracia esta última vez no fue así, por lo que su muerte deja por un lado una gran indignación, dolor y rabia para todos aquellos que realizan la insigne labor del periodismo, sobre todo en naciones como en México, en las que el ejercicio de esta profesión sigue siendo sumamente peligrosa de acuerdo a organizaciones internacionales como Human Right Watch, pero también su fallecimiento es un ejemplo de fortaleza y profesionalismo para todos aquellos que trabajamos en el análisis internacional a la luz de la explicación de los fenómenos políticos, mediante el uso de fuentes, métodos y técnicas de investigación que nos han legado los estudiosos de las Ciencias Sociales.
Finalmente, gracias David Beriain por tu trabajo periodístico, gracias porque en esa cruzada informativa en la que se desenvolvió tu vida profesional cobra sentido aquel principio que reza que “la verdad nos hará libres”.
Nota: Feliz cumpleaños Norma, deseo que la vida te siga colmado de dichas hoy y siempre.
Twitter: @EdgarMaPe

 

Visto 646 veces
Valora este artículo
(0 votos)