Con el objetivo de que el Estado de México se encuentre preparado en las semanas más difíciles para enfrentar la pandemia y proteger la salud de las familias mexiquenses, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza anunció que hay 70 hospitales del sistema estatal de salud que han sido reorganizados en cuatro propósitos para fortalecer la atención de las personas que puedan presentar la enfermedad del coronavirus (COVID-19).

Mantenerse en casa como medida de protección da oportunidad de valorar el avance de la ciencia médica, trabajar la comunicación entre los miembros de las familias, de detectar información confiable y que los gobiernos diseñen las medidas económicas que protejan el empleo y la viabilidad de las pequeñas y medianas empresas, afirmó Raymundo Martínez García, coordinador de Investigación y profesor-investigador de El Colegio Mexiquense.

Las consecuencias y repercusiones humanas y económicas de la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, afectarán laboralmente a los jóvenes y reclaman replantear el tamaño las ciudades con una escala humana con una multifuncionalidad en espacios reducidos que disminuya la movilización de las personas como medida de ahorro de tiempo y combustibles, lo que ha demostrado su importancia en la crisis de confinamiento que se está viviendo.

A pesar de las indicaciones que se han dado en los niveles municipal, estatal y federal para evitar los contagios por coronavirus (COVID-19), la gente salió de sus casas para pasar un fin de semana en parques y mercados de lugares como Ixtapan, Coatepec Harinas, Tenancingo y toda esa región del Estado de México, acciones que están poniendo en riesgo a toda la población.

La pandemia por el COVID- 19 ha generado preocupación en todos los sectores económicos del país, Sin embargo, uno de los más importantes para la entidad es la Floricultura, una de las principales actividades en el Estado de México que derivado de la pandemia por el COVID- 19 ha entrado en crisis, con nulos ingresos, miles de flores en la basura, reducción de salarios a trabajadores así como fertilizantes, e incluso, esto los ha obligado a mantener el funcionamiento de invernaderos al mínimo.

El Vicepresidente de la CONCAEM, Rello Vargas, informó que los que integran el rubor educativo privado, están dispuestos a negociar pagos diferidos y en algunos casos descuentos.

Reconoció que el sector empresarial tiene conciencia de que las condiciones económicas serán cada vez más complicadas por lo que se busca aminorar el impacto sin afectar la percepción de su personal.

Página 2 de 3