Dos pequeños, de 12 y 10 años de edad, uno de ellos quien aparece en un video difundido en redes sociales y en donde se observa que se vulneran sus derechos, fueron puestos bajo la medida de acogimiento residencial y desde anoche se encuentran bajo el cuidado de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del DIFEM