Publicado en Columnas

AGUA, mitos y leyendas.

Miércoles, 03 Marzo 2021 21:11 Escrito por 

Continuando con el tema del agua, narrado de una manera coloquial, en esta ocasión me voy a referir al segundo mito, que se refiere a un refrán popular, pero con un corolario que quienes se dedican al agua le han aumentado: DIOS DA EL AGUA…pero no la entuba. En efecto Dios da el agua, como se explicó en la entrega anterior, a través de la precipitación del agua que se evaporó, se convirtió en nube y después cayó a la tierra en forma de lluvia; pero para que el agua llegue a cada una de nuestras casas es necesario llevar a cabo un proceso muy complejo y muy costoso. Me explico: por ejemplo, para dotar de agua potable a la población que vive en el Valle de México, y a parte de la que vive en el valle de Toluca, es necesario primero captar el agua en grandes presas (entre ellas la de Valle de Bravo) posteriormente elevarla hasta la planta potabilizadora de Los Berros, donde se le da tratamiento para convertirla en agua potable, posteriormente se conduce por una tubería hasta el Tanque Pericos (para Toluca) o hasta la Ciudad de México. El agua que actualmente se bombea del Sistema Cutzamala, que es al cual me he referido en las líneas anteriores, representa una cantidad aproximada de 16 metros cúbicos por segundo, es decir se está bombeando un equivalente de 16 tanques Rotoplas de 1000 litros, cada segundo. Y la altura a la que es necesario elevar esta ingente cantidad de tinacos de agua es nada más y nada menos que 1,100 metros: 16 tanques de 1000 litros cada segundo a una altura de 1 kilómetro más cien metros; y además hay que desplazar esa cantidad de agua una longitud de 125 kilómetros. Pues sí, Dios dio el agua, pero no la bombeó ni la condujo hasta nuestra ciudad.
Para bombear, potabilizar y conducir este líquido vital se requiere una cantidad de energía eléctrica equivalente a la cantidad de energía que se utiliza en la ciudad de Puebla cada día. Por otro lado, el costo de esta energía eléctrica, más todos los demás costos que requieren los sistemas para conducir el agua hasta nuestros hogares debería ser pagado por cada usuario, así como pagamos el recibo de la luz, el recibo del teléfono, el recibo de la televisión por cable. Y ¿qué creen? De cada cien hogares que reciben agua potable sólo pagan el servicio entre 45 y 55, es decir, prácticamente la mitad de la población de la mayoría de las ciudades NO PAGA EL AGUA.
La gente pone como pretexto, para no pagar, que el agua es muy cara, pero si hacemos un análisis veremos que eso no es cierto. En las ciudades del Valle de Toluca el precio del agua está entre 7 y 14 pesos por metro cúbico (1,000 litros), que es más o menos lo que consume una familia en un día, o sea el costo del agua oscila entre 7 y 14 pesos diarios (POR MIL LITROS DE AGUA). Un refresco de 600 ml cuesta 12 pesos, un pan de dulce cuesta 8 pesos, unas papas fritas de 85 gramos cuestan 18 pesos. Y la gente los paga sin decir nada. ¡Por favor pague su recibo de agua!
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @_ copitoo

Visto 486 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de Francisco Javier Escamilla