Publicado en Columnas

2020, el recuento de la Trinchera Global

Miércoles, 16 Diciembre 2020 19:33 Escrito por 

“Todo lo que empieza termina”, dice un viejo adagio que lo mismo puede tener connotaciones biológicas, que políticas, económicas y sociales. Sin duda, el año que está por culminar nos deja múltiples aprendizajes, entre ellos ha sido un año plagado de dolor, miedo, desesperación, tristezas, desilusiones y enojo, emociones que han surgido a la luz de la pandemia mundial por SARSCoV-2, una pandemia que se ha llevado consigo a muchas personalidades de la vida pública, cultural, vinculados a la ciencia, así como padres, madres, hijos, cónyuges y demás seres queridos. 

Durante este año, la pandemia ha traído bastantes cambios en la educación, del comercio, en la prestación del servicio público, del turismo y en el desarrollo de las relaciones interpersonales en general, de pronto el uso de las tecnologías de la información y comunicación que, si bien es cierto, ya venían siendo necesarias en un mundo globalizado como el nuestro, hoy en día han significado la diferencia entre el aislamiento total y cuando menos contar con una ventana para seguir mirando al mundo.
Bajo este tenor, como cada jueves hemos llevado al lector el análisis serio del acontecer mundial, en estas líneas el tema más recurrente durante este año fueron las elecciones del pasado mes de noviembre en Estados Unidos, que dejan como saldo la virtual victoria de Joe Biden (salvo la determinación que tome el Congreso General los primeros días de enero próximo), unos comicios que dejaron a su paso un ánimo de triunfalismo de parte de los demócratas en Estados Unidos y demás actores políticos demo-liberales del planeta. Sin embargo, dicha elección ha dejado tras su paso la consolidación del “trumpismo”, el cual seguramente habrá de volver a presentarse en las elecciones del año 2024, al no haber impedimento legal para restringirle a Donald Trump volver quizás con más fuerza a la escena política.
Por otro lado, en el año que culmina analizamos las movilizaciones de los chalecos amarillos en contra de las modificaciones al sistema de pensiones francés que han gestado el encono de los ciudadanos galos en tiempos de crisis y de una desbordante migración, también se analizó el fenómeno social de las vírgenes juradas de Albania como un ejemplo claro de construcción social de una masculinidad adoptada, también lo fue la importancia del derecho a la imagen después de los horribles hechos ocurridos con el feminicidio de Ingrid Escamilla quien fuera expuesta de forma lamentable en los medios de comunicación que lucran con el escarnio social, o qué decir del análisis hecho desde la óptica republicana sobre la permanencia de la monarquía española.
Letras que nos llevaron a lugares distantes como Ucrania para poder entender el conflicto en la región del Donbass que se disputa con Rusia y que es de trascendencia para toda la Unión Europea, o qué decir de Bolivia quien también tuvo unos importantes comicios que abrieron la puerta al regreso de la izquierda a la presidencia de dicho país. Asimismo, de lugares cercanos como Cancún que se encuentra secuestrada por la mafia del transporte, o bien, como los hermanos estados que conforman la península de Yucatán con la proliferación de casos de infecciones por VIH-SIDA al interior de la comunidad maya.
Un año que deja a su paso la muerte del astro del fútbol Diego Armando Maradona importante figura para la izquierda latinoamericana, así como una proliferación en las ideas fascistas de ultraderecha y ultraizquierda que amenazan la estabilidad del mundo tal y como sucediera en los albores del siglo XX y que dieran paso a la primera guerra mundial.
Para un servidor ha sido un placer colaborar cada jueves con esta columna que tiene ya sus fieles lectores semanales como: Marco Antonio Martínez Monroy, Riny PM, Alexis Vega, Juan Carlos Hernández, Karol Fernández, Christian Juárez, Sandra Cárdenas, Toño Unzueta, Mariel Morales, Julián Chávez y muchos otros que han compartido con un servidor los viajes que emprendemos en 600 o 700 palabras cada ocho días.
No me resta más que agradecer el espacio a mi querido brother y amigo Pepe Nader y así como a su hermano Sergio, Directores del Periódico el Valle, por su confianza y por el espacio que me brindan, a partir de hoy habremos de tomar un merecido descanso por lo que hago votos para volvamos a leernos desde la Trinchera Global a partir del 07 de enero de 2021. Un abrazo a todos mis lectores en general, que la luz de la Navidad traiga consigo mucha salud y crecimiento espiritual. Felicidades!!!
Twitter: @EdgarMaPe

Visto 872 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « GRILLANDO SIN TON NI SON »