Publicado en Columnas

Los años me han hecho adulto viejo de a poco… PEFULO

Lunes, 14 Diciembre 2020 20:39 Escrito por 

…siendo estudiante de la licenciatura en Comunicación de la UAMEX, en una de esas clases donde el docente preguntaba: “…tú, ¿para qué y por qué estudias acá? …” interrogantes que tuvieron una sonora respuesta: quiero ser… Y lo dejo en ese espacio porque conforme avanzaron los días, las semanas, los meses, así como la interminable compaginación de actividades entre alumno, docente y comunicador, no paraba ni de cuestionarme ni de responderme frente al espejo, con la grabadora en mano, con la libreta forma italiana y con un bolígrafo, ¿para qué estoy estudiando esto?
Lo tenía y lo tuve muy claro, quiero trabajar de esto y servirle a la gente, quiero que mis hijos algún día sientan algo de orgullo, deseo que mis amistades y familiares pasen por buenos ratos a pesar de ser altamente cuestionado, criticado y a veces, crucificado. Aquella decisión de vida en mis estudios tomó fuerza en aquellos salones de la Facu; decidí llevar a cabo mi vocación pero con estudios, con capacitación, con instrucción permanente, no ser del montón, no ser quien destruya a través de pseudo conocimientos, no ser esa figura de aparador que no sabe más que no sabe nada, aprender y aprender y aprender para después dar el paso a la información tácita, real y objetiva, por eso me incliné por mis estudios superiores y como tenía muy claro que quería y hasta dónde, luché por eso y le profesé entonces un entorno de, primero, conocimiento de causa, en seguida, de investigación, para que finalmente con los pelos de la burra en la mano, dictar una noticia auténtica y verdadera. No reparaba en buscar, indagar, preguntar y a veces hasta abusar de la amistad por conocer la verdad de los hechos. Acudía al sitio, concretaba citas con los actores principales o con las autoridades pertinentes, no me detenía porque quería lo mejor de la información. Por supuesto que me ganó en varios momentos esos actos de protagonismo al querer lograr y/u obtener la exclusiva, la entrevista perfecta y por supuesto una adulación ficticia, que osadía la mía pero era en esos ayeres y años después le doy el peso específico porque para ser profesional se necesita eso: valor de querer hacerlo, ¡llevarlo a cabo y demostrarlo!
He pasado las últimas 3 décadas y un poco más en los medios y en las aulas. En estas áreas el privilegio de servirle a la sociedad es fundamental por el amor a lo que una emprende; sostenerse es lo más difícil y complicado, pero no imposible. La muestra es cuando de pronto surgen aquellos personajes de papel quienes se creen sabios o que conocen y hablan de todo, y en efecto, ¡hablan y señalan de todo… que no saben nada! …sus poses son fatídicas y llenas un ego a prueba de fuego, sin saber, siquiera, que eso no sirve de nada…en fin.
Lo anterior como prueba de lo que mi fuente deportiva es desde siempre y en la actualidad quienes intentan dedicarse a este ramo deberían comenzar por no dejarse llevar por las redes y, en todo caso, comprobar de manera eficaz su información. Afirmar un tema y no conocer de fondo es como autoflagelarse, o bien, disque opinando de uno solo es colocarse la corona de autosabio…
La semana previa a la final del futbol mexicano que ganó bien el conjunto de León, estuvo impregnada de una batalla de dimes y diretes donde los protagonistas afianzaron un pleito de vecindad: jugadores de Cruz Azul y mi admirado Héctor Huerta (él sí periodista deportivo), tal como lo señalara en otro tiempo y con otro personaje mi querido Hiram Marín. Vaya que se armó la grande con la muy mala decodificación de algunos “sabios” y otros “borregos”; por supuesto hubo y habrá de todo, los hay a favor y en contra. En lo personal celebro este tipo de actos donde ponen a prueba la capacidad del periodista y/o comentarista y me refiero al aspecto profesional a tope; también, por supuesto que respeto y le doy su lugar al deportista, pero cuando la línea de investigación tiene fecha de caducidad solo hay que esperar el resultado y colocar a cada quien en el sitio que le corresponde. El tema tiene mucha tela de donde cortar, infortunadamente las aristas van revueltas, pero ojalá sea el repunto de un todo…

Visto 600 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Más en esta categoría: « GRILLANDO VALORAR »
Pedro Eric Fuentes López

Lic. en Ciencias de la Comunicación por la UAEMEX

Maestro en Gestión Deportiva por la Universidad De LaSalle

Periodista Deportivo en Mexiquense T.V.

Investigador educativo en la Escuela Normal de Educación Física

Colaborador en diferentes medios