sin-ton-ni-son-nuevo2-620x420

SIN TON NI SON

Francisco Javier Escamilla Hernández

En esta ocasión me voy a referir al origen de dos vocablos que tienen que ver con los ritos religiosos, el primero de ellos es el relativo a la palabra HOSTIA, a saber, los ritos cristianos no nacieron con el cristianismo, la realidad es que provienen de antiguas tradiciones paganas, que fueron retomadas por los cristianos y amoldadas a la nueva religión. Un ejemplo de estos ritos paganos es el de los sacrificios de seres humanos o de animales, que realizaba entre otros el pueblo judío, y el cristianismo acogió y adaptó mediante la hostia, que representa a Cristo como cordero ritual. Según el rito de los católicos, la hostia no es sólo una representación de Cristo, sino que es Él mismo en cuerpo, sangre y alma, así como la divinidad misma. La palabra hostia viene del latín y significa ‘víctima de un sacrificio ritual’, que se derivó, a su vez, de hostire ‘herir’, ‘golpear’, ‘hostilizar’.

La segunda palabra, que está relacionada con la anterior es PAGANO. Procede de ‘pago’ y es una voz arcaica procedente del latín ‘pagus’, que conserva, en algunas regiones de Sudamérica, como Uruguay, Argentina, Bolivia y Perú, el significado de «lugar donde una persona nació o donde está arraigada» o, también, el de «lugar o región, principalmente rural». Pagus se formó en latín a partir del verbo pango, pepigi, pactum, que significaba «plantar un vegetal», «clavar en la tierra», «implantar un hito o mojón». Como sustantivo masculino derivado del verbo, pagus era «la cosa clavada o plantada»; de allí la idea de un «territorio delimitado»: el pago. Si nos remontamos al ocaso del Imperio romano y en la Alta Edad Media, las personas nacían, vivían toda su vida y morían sin haber salido nunca de su pueblo. Cuando el cristianismo se extendió por el Imperio romano, principalmente después de Constantino —que gobernó en el siglo IV de nuestra era—, hubo pequeños poblados rurales, los pagos, adonde la nueva religión tardó siglos en llegar, de manera que sus habitantes, los paganos (entiéndase como gentilicio), no estaban bautizados. También se presentó el fenómeno inverso, hubo gente que huyó de las grandes ciudades y se refugió en los pagos para no verse obligada a abrazar al cristianismo. Poco a poco, pagano fue cambiando de sentido para referirse no ya a los habitantes de los pagos, sino a las personas que no estaban bautizadas por el rito cristiano.

Comentarios:       fjescamilla53@gmail.com                Twitter:@_copitoo

Leave a reply