mitadsemana-620x420

A mitad de la semana

 

Por Julián Chávez Trueba

La relación entre la violencia y los videojuegos

Con la entrada al mercado de consolas que tienen el máximo rendimiento y tecnología en gráficos, que hace tan real la acción de matar a alguien, aumenta la interrogante que siente todo buen papá y mamá sobre si su hijo puede ser afectado por esta demostración de violencia.

La primera cosa que deben saber cómo papás y usuarios de videojuegos es que existe una clasificadora oficial de juegos que nos indica la audiencia óptima para jugar dicho video, éste se llama ESRB (Entertainment Software Rating Board) Barra de calificación de programas de entretenimiento; es bastante certero, mundialmente aceptado y no han tenido mayor problema en sus estándares.

Esto indica que los contenidos visuales de los videojuegos son calificados casi como las categorías de las películas.

MITAD1

Hay padres que he visto que compran indiscriminadamente videojuegos y no cuidan lo que sus hijos observan, que puede ir no solo a un acto violento, sino a contenido sexual, etc.

Sin embargo, el profesor Christopher J. Ferguson de la universidad de Stetson (Florida) ha publicado un estudio en el Journal of Communication titulado “Does media violence predict societal violence? It depends on what you look at when”, en el cual establece que no existe una relación entre crímenes y videojuegos violentos.

Su espectro de estudio fue desde el año 1920 y el año2005, con todos los títulos violentos más populares según la ESRB y el número de crímenes cometidos por adolescentes en Estados Unidos. Estos son los resultados.

MITAD2

Como se puede apreciar la línea punteada es el número de crímenes juveniles que va en descenso; la otra línea es la cantidad de videojuegos populares en oferta; de lo que puede apreciarse que no tiene nada que ver la violencia entre niños y jóvenes y los videojuegos agresivos.

Aun así, la violencia no solo se da en los videojuegos, sino en los contenidos que tienen a la mano los niños y jóvenes en internet, en series de televisión, en blogs y en canales de youtube, por lo que puede ser que esta mezcla de imágenes e ideas, impulsen a que se perpetren atrocidades inimaginables.

Como padres debemos cuidar los contenidos a los que tienen acceso nuestros hijos, para que les expliquemos el porqué de las escenas e imágenes que pueden ver; definitivamente no podemos estar detrás de sus ojos, pero podemos fortalecer su ética y moral para que entiendan que el mundo real es este, y que sepan discernir entre lo bueno y lo malo.

 

Leave a reply