guionbajoatole

SÓTANO UNO

Lo de “Valeria”, el peligro de una sola historia

Colofón.- No voté por Morena

Susurros.- Condecora el Senado a Jesús Ruiz Morán

La del estribo: Preseados “Manuel Buendía” de la APVT

Raúl Mandujano Serrano

Lo de “Valeria”, el peligro de una sola historia.- Para el hacedor de las aragonesas editoriales, una de las escritoras contemporáneas más importantes del planeta es Chimamanda Adichi pero ¿por qué la referencia a la novelista nigeriana? Bueno, por algo que ella denomina El peligro de una sola historia, y es que pareciera que cuando una tragedia ocupa la atención social, el justificante institucional prevalece por encima del enfoque emocional y no, nunca será igual actuar bajo la perspectiva de la Ley, que bajo la percepción de la gente… de las víctimas.

Lo de “Valeria” una pequeña estudiante de secundaria de 11 años de edad, violada y asesinada en Nezahualcóyotl, es, en la estadística, sólo un indicador más de la violencia; lo de “Valeria” es, en los indicadores de violencia, un número más de la incidencia de homicidios; lo de “Valeria” es, en el observatorio de crímenes contra la mujer y los niños, un feminicidio más… Ese es el tema institucional, y luego viene la percepción amarillista de los medios para quienes, lo de “Valeria” es sólo la fotografía de un pequeño cuerpo asesinado pero, para la sociedad, para su familia y amigos, para quienes tenemos hijos e hijas de esa edad ¿qué representa lo de “Valeria”?

Si sólo observamos este atroz crimen como “uno más”, estaremos cayendo en la perspectiva numérica de la autoridad; si leemos la noticia y vemos la fotografía con la insensibilidad con la que es publicada por medios amarillistas, entonces tendremos una apreciación tan o más irresponsable de lo que se divulgó.

No es fácil, no, pero lo que debe quedarle claro a las autoridades y a los medios de comunicación es que, lo de “Valeria” y lo de todas las “Valerias”, exige responsabilidad y efectividad. La gente no confiará en una autoridad blandengue y temerosa, que falle y que por sus errores promueva impunidad, además de que, al interpretar mal los preceptos legales, se coloque, sin quererlo o no, del lado del delincuente, y en esto no, tampoco ayudarán medios de comunicación imprudentes con noticias sangrientas.

Hoy lo que necesitamos es humanizar nuestro entorno, pero con justicia… No la divina, la que aseguran llevó a ese criminal a suicidarse, sino la que debe prever que nuestra sociedad siga siendo mancillada…

Colofón.- No voté por Morena

Mientras degusta de un suculento plato de mole de olla, con un buen trozo de espinazo de res y porciones de chamorro de cerdo, con elotes y calabacitas, acompañado de bolillitos de amasijo tibios, con un vaso de agua de cítricos, el hacedor de las glosas sediciosas y reprochadas por la envidia social reflexiona sobre el origen de la crítica periodística entre pares. Al colocarse del lado de un partido, perdedor sobre todo, se volvieron inflexibles, no de las opiniones, sino de las personas. La oscura influencia del peje sobre los medios.

Y mire, que cada quien haga de su vida y elección un pepino. Si la gente con toda la libertad del sistema de instituciones no salió a votar fue su decisión. El no acudir a una urna no implicó un voto menos a Morena, sino al proceso electoral; si dos millones (en promedio) optaron por votar por el PRI no traicionan a una nación, ejercen su derecho, bueno o malo, pero de ellos; si el PRD prefirió fortalecer a su candidato antes que declinar por la opción morenista, fue inteligente. ¿Por qué Delfina no declinó por Juan? Insisto, se trata de personales decisiones que afectarán a algunos, obvio, pero muestran que caminamos por un buen sendero, más democrático. El bono demográfico pone en la escena política a jóvenes en edad de sufragar, más sanos y críticos, alejados de las políticas sociales que encasillan y demandantes de respuestas inmediatas y no a largo plazo.

Si ni a ellos los puede convencer AMLO para las presidenciales entonces, igual que muchos, profesionistas, trabajadores, periodistas, esos jóvenes serán la nueva mafia del poder, de ese discurso gastado que hoy ya ofende y se ha vuelto histriónico y repetitivo, carente de semántica e iracundo, que no acepta la crítica pero critica, protegido por feligreses de una iglesia que rechaza la lucha de géneros y el catolicismo pero que se bautiza en el cristianismo; que cuestiona a las instituciones y es capaz de desaparecerlas pero son su refugio al demandar su propia justicia social; que se refugia en la prensa que lo solapa pero que acusa y señala a los que lo critican.

Los mesiánicos no escuchan, instruyen, ordenan, delegan y castigan… Cuidado, pero el hacedor sotanero no votó por Morena y no necesita que defiendan su voto…

Susurros.- Condecora el Senado de la República a Jesús Ruiz Morán

Susurran que el Senado de la República, quizá enmarcado en este lamentable escenario de violencia contra quienes ejercemos el periodismo, se sensibilizó un poco y otorgó a periodistas de todo el país sendos reconocimientos a su trayectoria. Uno de ellos le fue concedido a Jesús Ruiz Morán, por su trayectoria en Radio y Televisión, además de su trabajo como investigador periodístico en el caso del tristemente célebre Daniel Arizmendi “el mochaorejas”. Felicidades a él y todos quienes reciben la condecoración…

La del estribo: La presea Manuel Buendía de la APVT

En fotografía, Arturo Hernández Sánchez, de la Asociación de Reporteros Gráficos; en  Reportaje, a Humberto Valencia Hinojosa, de Televisa; Claudia Hidalgo, de Milenio, por Columna; Luis Pantoja, periodista, líder de opinión y conductor del Noticiero "Al Instante" de XEITE 830-AM, por Entrevista; y Gloria Pérez, por su trayectoria. Todos ellos extraordinarios periodistas y miembros de un gremio responsable y trabajador… Seguramente la APVT requiere modificar parte de sus estatutos y convocatoria para ser aún más justa, y reconocer a todos esos periodistas valientes y trabajadores. El tema de las protestas no tendría que ser factor de ataques frenéticos a la Asociación. No hagan bilis… Hasta otro Sótano @raulmanduj

 

Leave a reply