sin-ton-ni-son-nuevo2-620x420

SIN TON NI SON

Francisco Javier Escamilla Hernández

 

CONSTANTIN0. Este emperador romano, fue proclamado como tal en el año 306 de nuestra era y en este año el cristianismo todavía no era considerado como una religión oficial. Tal como era costumbre entre el pueblo romano, Constantino creía que la única forma de evitar el sufrimiento era apaciguando a los dioses, motivo por el cual tenía temor de que la negación que ostentaban los cristianos por adorar a los ídolos romanos, pudiera provocar la ira de las deidades de esta poderosa nación. Razón esta suficiente para que a los cristianos les fuera negado el acceso, tanto a puestos del gobierno como cargos en el ejército.

Después de meditarlo considerablemente, seis años después de su proclamación como emperador y tras salir vencedor en la batalla del puente Milvio, decidió unificar la parte occidental del Imperio romano, la cual era de habla latina. Cuenta la tradición que, cuando se estaba preparando para ir a esta batalla Constantino vio las iniciales griegas de Jesucristo en el cielo, seguidas de la leyenda “con este signo vencerás”, Inmediatamente después de esta victoria Constantino empezó a reconocer el cristianismo.

Lo primero que llevó a cabo fue adoptar una combinación de las iniciales de Jesucristo en griego, como su emblema personal. Pero aún más importante fue que se puso de acuerdo con Licinio, emperador del Imperio romano de oriente (esta porción que tenía como lengua el griego) para decretar el edicto de Milán (que por cierto no fue oficial como edicto, ni tampoco se acordó en Milán). Este edicto reconocía la libertad de culto de los cristianos, exigía la devolución de las propiedades que les habían sido incautadas, además de otorgar permiso para rezar en público; de esta manera se aceleró considerablemente la expansión del cristianismo por los Imperios romanos de oriente y occidente. Asimismo se estableció el domingo como día de culto. Con el edicto de Milán (no se sabe cómo surgió este nombre) se abrieron los caminos para que se lograra la participación social y política de los cristianos.

Debido a los hechos anteriores, los historiadores cristianos nombraron a Constantino como Constantino el Grande porque gracias a ellos se propició la expansión libre del cristianismo por toda Europa, sin embargo, el cristianismo se convirtió en religión oficial y la única legalmente admitida por el Imperio Romano hasta finales de ese siglo IV, bajo el mandato del emperador Teodosio I.

Se dice que Constantino, en su lecho de muerte, también se convirtió al cristianismo.

Comentarios:  fjescamilla53@gmail.com         Twitter: @_copitoo

 

Leave a reply