sin ton ni son nuevo2

SIN TON NI SON

Francisco Javier Escamilla Hernández

La fe ortodoxa, por su parte profesa La salvación, proceso gradual que dura toda la vida y mediante el cual los cristianos se vuelven más parecidos a Jesucristo; Bautismo: es el comienzo del proceso de salvación; Eucaristía, es el centro del culto en la Iglesia ortodoxa, los creyentes comulgan con pan y vino; La Trinidad, existen tres personas en la divinidad, distintas pero iguales en importancia: Dios Padre, Dios Hijo (nacido del Padre) y Dios Espíritu Santo, procedente del Padre. Las tres encarnaciones divinas están en una unidad indisoluble; Jesucristo: Los ortodoxos creen que Jesucristo es la segunda persona de la Trinidad, el Hijo de Dios, plenamente divino y plenamente humano, hijo de María. Jesucristo murió en la cruz para salvar a todos los hombres, resucitó y ascendió al cielo. La Iglesia ortodoxa cree que regresará un día para juzgar a todos los hombres, y María (madre de Jesús): Los cristianos ortodoxos creen que María, madre de Jesucristo, posee la gracia suprema y debe ser altamente honrada, pero rechazan la doctrina de la Inmaculada Concepción. Predestinación: Según la religión ortodoxa, Dios tiene conocimiento previo del destino del hombre, pero no lo predestina. Santos e iconos: Los cristianos ortodoxos practican la veneración de iconos. El culto se dirige hacia la persona que representan y no a las propias reliquias.

A través de la historia la Iglesia Católica ha desempeñado un importantísimo papel en la política de Europa y del resto del mundo, ya que ha liderado eventos tan importantes como las cruzadas y la guerra de los Cristeros en México, que todos conocemos, y también se ha hecho con el conocimiento en épocas de oscurantismo, como claros ejemplos la Edad Media en Europa y toda la educación en México desde la Conquista hasta bien entrado el siglo XIX. Tanto los papas católicos como sus obispos han sido, y son en la actualidad, protagonistas clave en el escenario mundial de todas las épocas.

A pesar de que la Iglesia Ortodoxa oriental también cree en los siete sacramentos, sin embargo, no creen que en la eucaristía se tome literalmente el cuerpo de cristo.

Como un dato específico, dentro de muchísimos más que se pudieran resaltar, señalaré que los conceptos de purgatorio e infierno, hay quienes los confunden, a pesar de tener significados diferentes para los católicos. Mientras que el infierno es un estado permanente de condenación, el purgatorio es un lugar en que las almas de los muertos pueden purificarse y, de esta manera, lograr abrir un sendero que los conduzca al cielo, esto en el caso de que no hayan recibido el perdón de sus pecados antes de morir. Como punto de reflexión: Benedicto XVI, como pudimos observar durante su mandato, pertenece a la línea dura de los conservadores, mientras que el actual papa Francisco, parece ser de una filosofía totalmente opuesta, ¿usted por cuál se inclina?

 

Comentarios:   fjescamilla53@gmail.com                           Twitter:  @_copitoo

Leave a reply