guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Es impresionante como el argot deportivo revierte gran importancia en la sociedad y se convierte en un referente y en una condición de vida para muchos de nosotros y que, con la pasión que desbordamos por cierta disciplina (ojo, no fanatismo) podemos llegar a cambiar radicalmente nuestro entorno y más aún, que cuando lo hacemos en equipo, juntos vaya, es sinónimo de ir por buen camino a pesar de las grandes vicisitudes que se presentan.

He pregonado hasta el cansancio que el comienzo de la cultura física y del deporte en general, comienza desde la base, desde la casa y es a partir de ahí que cuando se cruza la puerta del hogar para llegar a la escuela, se sigue aprendiendo para contar con las herramientas que nos puedan conducir a un mejor desempeño, insisto, tanto colectivo como individual.

Hoy que vivimos momentos álgidos y desorbitantes en otras esferas de la vida misma y aquellas que a nivel personal nos van consumiendo de a poco; creo firmemente que aferrarse a las ideas en el deporte y en el estudio, serán generadoras de trascender, de crear, de procurar y en muchos casos, de consolidación, esa que hace grandes a quienes se atreven a tratar de cambiar el rumbo de sus propias condiciones, esas que una vez otorgándoles el valor que representan, son el trampolín para emerger y lo más importante y permítanme la expresión, “jalar” hasta al más necio y/o testarudo.

Pero la tarea no es fácil, cada quien desde nuestras trincheras y sin olvidarnos de la constantes amenazas sociales y otras más radicales por la que atraviesa no sólo el país sino más allá de nuestras fronteras, son la punta de lanza para la unión, para preservar nuestros ideales y encausarlos entre nosotros mismos y enfrentarnos a los cambios que revitalicen los principios de nuestros abuelos, quienes lo inculcaron en nuestro padres y ellos en nosotros y nos toca, no solo seguir por ese camino sino ampliar el horizonte a nuestros hijos para luchar por mejores condiciones.

Que ¿qué tiene que ver el deporte? Mucho! Porque tal como lo señala Dulce María Cománs Jiménez, Profesora Gimnasia Básica de la Escuela Internacional de Educación Física y Deporte “… el deporte, como una institución social, contribuye a brindar grandes e importantes aportes a la sociedad moderna. Los avances de este en el mundo actual, están dados por los altos logros tecnológicos de cada una de las manifestaciones deportivas…”

Por tanto, escoger, sacrificar, preferir, siempre ha sido un problema complejo; el orden de las prioridades de todo el compendio deportivo, llámese como llame la actividad, pareciera extraviado o presionado por los grandes intereses que eternamente afectan a nuestro entorno.

En este sentido habría que decir que entre el deporte y la sociedad se origina un vínculo interesante. Ciertamente la actividad deportiva no es imprescindible para el funcionamiento de las sociedades, pero entre ambos se ha establecido una determinada dependencia que hoy resulta casi imposible concebirlos separados. En otras palabras, la sociedad le ha dado la finalidad que posee el deporte tal y como lo conocemos, la sociedad ha hecho de éste, una compleja y peculiar institución social…este tema lo seguiré comentando en siguiente ediciones…ojalá que pudiéramos unirnos como tanto se apunta hoy en día…ojalá…

En otro Valle, fin de semana muy rico en diversidad deportiva. Por ejemplo su majestad Roger Federer, quien ya ronda los 35 años de edad, se aferró tanto a un pensamiento ganador, que este domingo doblegó al gran tenista español Rafa Nadal, para ganar otro Grand Slam, el del abierto de Australia, haciéndonos caer en razón de que la fuerza mental y física son ingredientes básicos para conseguir la victoria, aunado a todos los factores de táctica y técnica empleados para vencer a un inmenso corazón de oro como Nadal.

Me resultó no tan extraño la declaratoria que realizó Diego Armando Maradona acerca de sus días más oscuros, esos que lo llevaron a consumir droga. En una extensa entrevista con un programa del canal italiano Canale 5, el ex capitán de la selección argentina se confesó y reveló cuando fue “la primera vez” que se drogó y rescaté este párrafo: "..Tenía 24 años cuando consumí droga por primera vez. En Barcelona. Ha sido el error más grande de mi vida…la droga es el problema más grande…la droga mata.... Me considero afortunado por poder hablar de esto. Si hubiera seguido de esa forma, ahora a esta edad ya habría muerto", aseguró.

Y lejos, muy lejos de juzgar o resultar incómodo, me salta una duda gigantesca del tamaño del Estadio Azteca, sí, el recinto que le vio “triunfar” y consagrarse en el Mundial que nuestro país acurrucó en 1986: ¿lo hizo consumiendo?... según la misma declaración hecha, el “pelusa” le comentó a Daniel Pasarella, que para esos días…estaba limpio…

Cierro con una noticia que en lo particular me da el lujo de aplaudir a un compatriota en el extranjero y que su logro se escuche fuerte, el piloto mexicano Patricio O’Ward se llevó las 24 Horas de Daytona en la categoría Prototype Challenge, al cruzar la meta primero tras mantener la pole position con el auto 38 del equipo Performance Tech Motorsports en la categoría WeatherTech SportsCar Championship.

Uffff.

Pásenla bien!!!

Leave a reply