San Mateo Skyscrapper

El secretario de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez, señaló que a pesar de que en el Estado de México los contagios y hospitalizaciones por COVID-19 disminuyeron, es importante seguir usando el cubrebocas como una medida de conciencia social, para seguir cuidando de la salud de los mexiquenses.

La situación económica derivada del cese de actividades en el Estado de México por el Coronavirus (Covid-19), provocó que el taller del artesano de calzado de San Mateo Atenco, Felipe de León, empezara a fabricar cubrebocas junto con sus empleados y familia, abriendo una oportunidad para que con la venta de este producto se puedan llevar un poco de dinero a sus hogares.

Tras la pandemia por el Covid-19 y las afectaciones económicas para distintos sectores económicos, algunos pusieron a prueba el ingenio y decidieron cambiar de rumbo, por lo menos, para generar recursos y pagar a trabajadores, como en el caso de Productores de Peluche de Xonacatlán, quienes pausaron la elaboración de muñecos y optaron por cubrebocas para satisfacer la demanda del producto en el mercado actual.

La diputada federal del PRD, Mónica Bautista Rodríguez, señaló que falta atención médica y pruebas clínicas para confirmar los casos de coronavirus en Nezahualcóyotl y otras ciudades. Dijo que la gente no tiene para pagar los más de 3 mil pesos que exigen en los centros autorizados para llevarla a cabo, y por tanto, pidió a las autoridades federales que tomen conciencia del problema y realicen tests gratuitos.