Print

TU ESPACIO DE PODER

POR JUAN MANUEL SOBRINO BOBADILLA

Olvidos: recientemente cumplimos 50 años de la masacre de Tlatelolco, bajo la consigna de 2 de octubre no se olvida. Y ahora pregunto ¿pasada una semana del dos de octubre… ya se olvidó? también nos enteramos que Javier Duarte en complicidad con el gobierno federal y la PGR desde su detención hicieron una treta, para que llegado el momento, su condena y su multa no fueran elevadas y ni siquiera acorde a los delitos que cometió, ya que en su detención no se aplicó demanda por peculado sino por lavado de dinero, cuando lo que hizo aparte de poner agua a las vacunas de los niños con cáncer, fue robarse junto con sus secuaces 61 mil millones de pesos de su sexenio, que aún no se aclaran y… ¿ya se olvidó? Porque ante la presión ejercida por los medios que apuntamos a la verdad y las denuncias de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), la PGR abrió 64 carpetas de investigación que ya estaban en el limbo y que permanecieron por años sin avance, incluso fueron premeditadamente mal integradas (Al final de ésta mi participación, anexo un reporte muy completo de mi amigo y colega Edgar Hernández, periodista de Veracruz, donde destaca las fechorías que ha observado la A.S.F. con relación al “Caso Duarte”). 

Pasado ya el sexto informe de gobierno y con el montón de spots que nos recetan a diario sobre “que lo bueno también cuenta” ¿qué hay de que se vendieron nuestras playas, terrenos litorales, el nevado de Toluca, las plantas petrolíferas y la dignidad de nuestro país? ¿También ya se nos olvidó?

No podemos ni debemos perdonar y mucho menos olvidar cuando la afectación es a toda una nación, y todo por la ambición y traición de unos cuantos en el poder. Porque todavía pasaran muchos años para lograr el restablecimiento nacional. Pues aunque estamos a punto de detener el cáncer de la traición; y eso que detenerlo ya es ganancia. Porque viene la etapa de recuperación y sanación. Sin embargo el enfermo, todavía sufre los dolores del mal. Que aún está latente, por lo que debemos extirparlo cuanto antes.

Aciertos: ahora es posible que aparezcan los ACIERTOS, pues ya avanza la medicina por la iniciativa de reforma al artículo 22 de la Constitución, que ha presentado MORENA en la voz del senador Toño Álvarez Lima, para recuperar los bienes de todo lo que funcionarios, ex funcionarios, políticos corruptos, pulpos chupeteadores, testaferros, cómplices y en fin, todos los delincuentes que han afectado a nuestro país, tengan que devolver todo. El artículo 22 por la extinción de dominio, se aplica por Sentencia Judicial la perdida de bienes, de quienes hayan afectado a la nación. Sin compensación, ni contraprestación alguna para el corrupto, por haber incurrido en actos ilícitos, cohechos, tráfico de influencias y enriquecimientos por peculado, entre otros, cometidos por funcionarios públicos. Además proceden los delitos contra la salud, secuestros, robos, delincuencia organizada y trata de blancas. Y muy posiblemente y esto a petición de Miguel Mancera, se agregue el robo de combustible que realizan los huachicoleros.

Es nuestro deseo que se acepte cuanto antes la iniciativa del artículo 22 para alcanzar a juzgar y separar de sus bienes a todos los que han incurrido en estos delitos.

Desaciertos: Muy lamentable es que en el equipo de Andrés Manuel, aun no se entienda con claridad la política de austeridad que pregona ante todos sus seguidores; y aunque no es un acto grave, si provocan inconformidades los desaciertos que varios de sus colaboradores hacen. Tal es el caso de la boda de su vocero y próximo Coordinador de Política y Gobierno Cesar Yáñez, cercano por años de López Obrador y que hoy pareciera detractor, pues se casa con bombo y platillo con todo lujo. Y lo que otrora fue la inconformidad de la sociedad al ver cómo se las gastaban las mujeres de la Familia de Peña Nieto con su “Casa Blanca” y su presunción en la revista “Hola”, lo mismo se presentó ahora en la misma revista. Así que lo incongruente es que por una parte se presume que habrá austeridad y por la otra se muestra que la fastuosidad prevalece entre los cercanos al presidente electo.

Y bueno para cerrar con la bomba que era de esperarse, pues ya era un secreto a voces, se informó el pasado viernes que ya se iniciaron los trámites de divorcio entre el titular de la nación y su contrato con la gaviota. Lo anterior nos confirma que todo fue un contrato político y convenienciero, hecho a la medida para el presidente, como así ya se había multi citado y ahora confirmado en El Universal a través de la columna de “Serpientes y Escaleras” de Salvador García. Cuanta hipocresía nos siguen acompañando en este nuestro México querido.

Y ahora lo prometido, por si te interesa saber más del Caso Duarte, lo siguiente es un extracto de Línea Caliente de Edgar Hernández:

Por desvíos en las cuentas públicas 2010-2016 por un monto de 61 mil millones de pesos, la PGR giró órdenes de aprehensión contra Tarek Abdalá, José Francisco Díaz Valenzuela, Adolfo Mota, Arnulfo Octavio García Fregoso, Jesús Moreno Torres, Antonio Gómez Pelegrín, Harry Grappa, Jessica Moreno Torres, Samuel Ferrer Palacios, Juan Manuel del Castillo, Carlos Aguirre y Ramón Ferrari Pardiño.
Otros en la mira de la PGR –aun sin orden de aprehensión- son los Tubilla y Letayf Barroso, ligados familiarmente a los Duarte/Macías, Tomás Ruiz González, Vicente Benítez, Gabriel Deantes y Rodrigo García Escalante. En este último listado se incluye además al ex Contralor General en la era de Javier Duarte, Ricardo García Guzmán.
Ahora van por Juan Manuel del Castillo y su operador financiero Jesús Moreno Torres, por presunto desvío de 350 millones de pesos que se entregarían a José Juan Janeiro, socio financiero de Javier Duarte. Así quedó asentado desde que se presentó la evidencia ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal en Guatemala. Otro en capilla: Arnulfo Octavio García Fregoso como Tesorero de Sefiplan, en la era de Antonio Gómez Pelegrín, desvió multimillonarios recursos que debieron entregarse a los municipios. En la oficina a su cargo también se planeó el pago ilegal de deuda a empresas a las que ya se les había pagado.
Mientras al propio ex Secretario de Finanzas, Gómez Pelegrín se le señala por un desvío de 316 millones de pesos observados por la ASF en la revisión de la cuenta pública 2016 donde salieron a relucir dos nombres más: Leonel Bustos (con amparo) por desvíos que ascienden a 2 mil 300 millones en el Seguro Popular y el ex secretario de Salud Fernando Benítez con 55 millones por descuentos vía nómina a 3 mil empleados de Salud que solicitaron con la empresa crediticia GB Plus Intermercado SA de CV.
Más de la lista de los doce.
Con orden de aprehensión está José Francisco Díaz Valenzuela quien forma parte de la sospechosa cadena de complicidad integrada por Salvador Manzur, Tomás Ruiz y Ramón Poo, operando en diferentes momentos desde Sefiplan, la Contraloría de la SEV y Desarrollo Municipal de Veracruz.
Díaz Valenzuela fue quien entregó, en 2012, las maletas con 25 millones de pesos presuntamente para la campaña de Enrique Peña Nieto, mismos que fueron decomisados en el aeropuerto de Toluca.
En ese eje destaca Tomás Ruiz González, primero al frente de Sefiplan y en una segunda instancia como secretario de SIOP en donde, según la ASF, no se comprobaron gastos por 43 millones 310 mil pesos.
Otro caso es el de Adolfo Mota quien hasta el 2014 estuvo al frente de la Secretaría de Educación de Veracruz, y quien ha sido observado por la ASF desde el 2011 en donde las irregularidades en la cuenta pública de la SEV alcanzaron los 10 mil millones de pesos.
En 2014 no se comprobaron 2 mil 100 millones de pesos; en 2015, se registraron faltantes por 2 mil 1056 millones y en 2016 hubo un daño patrimonial por 724 millones 469 mil pesos.
La PGR cuenta asimismo con una alerta y ficha roja migratoria para la búsqueda, localización y detención de Carol Jessica Moreno Torres, quien se desempeñó como Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) en el último tramo de la administración de Javier Duarte y pesa sobre ella un presunto daño patrimonial por 250 millones de pesos.
Antonio Tarek Abdala es la joya de la corona. El Sistema de Administración Tributaria (SAT), notificó el 30 de enero de este año el embargo por hasta 500 millones de pesos a las cuentas del hoy ex diputado federal y ex tesorero de Javier Duarte de Ochoa, de doble nacionalidad, acusado de haber participado en desvíos y operación de las empresas fantasma.
El embargó fue para garantizar 7 créditos fiscales por 500.6 millones de pesos que derivan de sanciones impuestas por el Órgano Superior de Fiscalización en el año 2016.
Y en este entramado de raterías se mueven dos personajes clave, Mauricio Audirac en la cárcel por delitos de abuso de poder, tráfico de influencias, peculado e incumplimiento de un deber legal y su presunto aliado Carlos Aguirre, en fuga, a quien el propio Audirac señala por desvíos que alcanzan los 220 millones de la CAEV.
El caso García Guzmán. Del dominio político ha sido la deslealtad de Ricardo García Guzmán quien desde el sexenio de Miguel Alemán ha jugado con su familia a la infidencia y traición; a los cotos de poder y ligas delincuenciales. García y uno de sus hijos, Rodrigo, cuando trabajó en Finanzas, son observados por la ASF.
Fue Ricardo García Guzmán, quien simuló cuando fue Contralor de Javier Duarte, reintegro financiero a la ASF. Es el mismo que obtuvo de la legislatura anterior la exoneración de pagos en el IAP de empresas fantasma de su familia y de los despachos de auditores y está señalado por un desvío de 8.5 millones de la Contraloría en 2016 por empresas fantasma, así como complicidad con los despachos Santos SC y L&B Contadores y Abogados SC por 11 millones de pesos para solventar observaciones de la ASF. El hábil político pactó en 2016 impunidad con Miguel Ángel Yunes Linares luego de entregar a Manuel Muñoz Ganem, cercanísimo a Yunes, 17 cajas de información de todos los colaboradores, empresarios y prestanombres de Javier Duarte.
Hay, finalmente orden de aprehensión contra Harry Grappa y Ramón Ferrari por desvíos en el fideicomiso del parque Takhil y del Fidrever por 4.5 millones de pesos y, según ORFIS, 16 denuncias por el presunto desvío de cinco mil 501 millones de pesos.

Como verás estimado lector, cuanta porquería se ha permitido durante el presente y peor sexenio, luego de los anteriores panistas y el resto de los nefastos. Por lo pronto es mi deseo que toda ésta información y más, haya permeado en TU ESPACIO DE PODER.

 

Leave a reply