Print

TU ESPACIO DE PODER

POR: JUAN MANUEL SOBRINO BOBADILLA

ENTRE LAS BUENAS Y LAS MALAS, LAS VERDADES DEL SEXENIO QUE YA SE FUE.

Apoteósico, fue el evento del pasado sábado en la toma de protesta del nuevo presidente de la república mexicana. Sin embargo, fue mucho más que un cambio de poderes. Se bien que no podemos echar las campanas al aire, ya que no sabemos cómo resultará al final de cuentas la gestión del buen López Obrador. La historia electoral le dio un revés a los que se sintieron identificados con Vicente Fox y votaron más por la necesidad de un cambio, que por una admiración a su persona y su desconocida experiencia política. Sobre todo, luego de las cochinadas de Salinas de Gortari y la del presidente gris como fue Ernesto  Zedillo.

Esa experiencia con Fox arroja en algunas personas, dudas sobre si el actual presidente será lo que se espera de él. Y es que todo mundo está consciente de lo que gravemente herido deja el país el que hasta Peña da. La información salida de la última semana sobre el exceso de deudas descubiertas a Pena Nieto, mismas que habría callado junto con su gabinete y además de las ya conocidas, sorprendió a todos. Y López Obrador pues fue el más sorprendido, porque no imaginó el grueso de esas deudas. Ya que mientras dormían al pueblo con sus reformas energéticas, educativas y más trucos, elevaba el costo de la gasolina hasta en varias ocasiones con pretextos absurdos.

Un sexenio con gobierno irresponsable y multimillonario donde se calcula que el SAT (Servicio de Administración Tributaria) registró cerca de 28 millones de contribuyentes y donde además del alza en el precio de la gasolina, subió la tarifa de la luz eléctrica, los combustibles como el gas y el diesel, las tarifas de peaje y más, se dedicó también a endeudar el país, al grado de superar la deuda que dejo el ex presidente Felipe Calderón, terminando Peña con casi once billones de pesos. Todo esto y más robaron, ya que sin escrúpulos como los que no tuvo Javier Duarte, tomaron gran parte de los apoyos económicos que se recibieron de varios países como el del gobierno de Canadá que ya exigió que se le informe a donde fue a parar ese dinero. Pero y… ¿dónde quedó el desarrollo, el pago de la deuda, que ahora tenemos que pagar de puros intereses más de 50 mil millones de pesos mensuales, donde quedó el control al crimen organizado y al narco tráfico, la reducción de la violencia y el crecimiento del PIB nacional, entre muchos otros casos no atendidos?  Lo anterior, sin olvidar los casos tan sonados de corrupción que la propia Auditoría Superior de la Federación sacó a la luz pública y antes corrieron a los directivos que lo anunciaron, que descubrir a las empresas fantasma.

Por otro lado, recordemos que el propio Luis Videgaray siendo titular de hacienda, dio cartera libre a los diputados para la partida presupuestal, que por cierto ya anunció el sábado AMLO que la va a cancelar; y que ese recurso serviría para apoyar supuestamente, a las entidades de cada congresista, pero que llegaba muy afectado a la población, repartiendo mucho de ese dinero a través de varios intermediarios. Lo que provocó que triplicaran el presupuesto que se les entregaba y que nunca se investigó por ser de naturaleza a fondo perdido.  Es por ello que ahora la política de Andrés Manuel será de apoyo con recursos a las entidades que saldrán de la federación sí, a tarjetas para las personas y sin intermediarios. Que les parece el grado de corrupción que ni la ciudadanía y muchos más, siquiera nos enteramos, solo hasta que van apareciendo los malos resultados y los excesos y magnitud del robo y la traición. Ya lo dijo hace dos siglos el general José de San Martín, ilustre militar independentista nacido en Argentina… “Robar es un delito, pero arruinar un país es traicionar a la patria”.

Y a pesar de esto, todavía existen los críticos al nuevo gobierno. Y yo entiendo que si eres crítico, lo eres porque sabes estudiar la situación antes de abrir la boca y colocar tu opinión. Ahora, si eres ardido entonces puedes decir cualquier cantidad de sandeces. Y lo peor, es que esto aplica inclusive a varios colegas (televisa y otros medios) que molestos por el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, lo buscan desmerecer con diálogos y comentarios absurdos, y no solo el triunfo sino la aceptación y el día de gloria para todos los mexicanos que vimos y vivimos el pasado primero de diciembre.

Cabe señalar que varios pero no todos, los mandatarios que asistieron al cambio de poderes, más una veintena de países, están abiertos a negociar e invertir en México, ahora que ya se fue el gobierno corrupto.

Pues bien, luego de todo este análisis, es menester hacer un llamado a la cordura para apoyar al nuevo gobierno, pero sobre todo a nuestro país, si es que queremos recuperarlo y que todo el daño hecho, solo quede en el impacto de lo económico y no en lo social, no en la falta de la seguridad pública, o en la falta del desarrollo. Personalmente seguiré dando lo mejor de mí y un extra, pues lo extraordinario está solo con pequeño esfuerzo más.

Tú, amigo lector también tienes en tus manos la mejor decisión de apoyar a tu país porque así apoyarás el futuro de nuestra niñez. Agradezco tu atención hasta aquí en TU ESPACIO DE PODER.

 

Leave a reply