Print

TU ESPACIO DE PODER

Por: Juan Manuel Sobrino B.

TEMA: AEROPUERTO Y COCHUPOS

Si bien es cierto que las AFORES están siendo aplicadas a la inversión de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM) y esto desde 2016, también es cierto que Peña Nieto lo tenía muy calladito y lejos de la mirada de los medios de comunicación, pues aunque “el que nada debe nada teme”, seguramente fue por los ataques que ha recibido sobre el tráfico de influencias, escándalos de corrupción aun no aclarados, como el de ODEBRETCH y el desvío de recursos que entre muchos otros, están los de las donaciones nacionales e internacionales por los sismos, que aún no se han aplicado y como dijo don Teofilito…

Además de que López Obrador denuncia y solicita que se revisen los contratos hechos por el gobierno federal, por aquello de “crea fama y échate a dormir”, su mayor preocupación es por el lugar donde se está construyendo, ya que es de muchos conocido que esa zona, donde se construye es lacustre y los que saben de ingeniería aeroportuaria deben reconocer que para que se construya un aeropuerto en ese tipo de zona, se debe colocar una buena cantidad de toneladas de cemento y tierra, ya que el touch down (aterrizaje en el momento de tocar tierra) de los aviones con toneladas de peso, produce un gran impacto en ese momento y aunque si se proteja de ello el suelo de ese lugar, en pocos años se tendrían que corregir, lo que sería un cuento de nunca acabar por el dinero que va a ir costando. Pero todo ello es un conflicto por “la fama” de los actores principales, Peña Nieto y López Obrador, lo que provoca un desaguisado entre lo  público y lo privado, y donde están en juego las inversiones hechas por las cuatro empresas que manejan las AFORES. Lo que toma como bandera de pretexto el titular de la nación por si AMLO le echa para abajo el proyecto de construcción, pues se podrían perder los ahorros de los mexicanos y él, Peña Nieto, tendría la oportunidad de desaparecer unos cuantos miles de millones de pesos y echarle la culpa al peje, redituándole además de a su economía personal, la elevación de credibilidad a su partido y a su vitíligo candidato. Lo que podemos deducir que también esto ya estaba planeado y que pudiera suceder, conociendo la terca personalidad del multicitado peje, que en este conflicto le estaría  haciendo el juego al copetes.

Y pasando a otro caso, yo pensé que a la salida del gobierno del actual presidente nos tendría preparada alguna sorpresa como lo han hecho la mayoría, pero me equivoque, porque no solo va a ser a su salida sino como ya sabe que “el PRI ya se va”, así lo dice Ricardo Anaya, se la va a pasar dándonos eminentes sorpresas.

Y tal es el caso de lo que nos anunció este fin de semana el actual gobernador de Chihuahua Javier Corral sobre los cochupos de la ley bajo la tutela de Peña Nieto, quien dijo textual… que un Tribunal Colegiado de la ciudad de México, anticipándose al que tiene sede en Chihuahua y que le correspondía conocer del asunto, resolvió el conflicto competencial del proceso de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez y otros dos implicados de apellidos tarín García y Villegas Madriles, declarando competente a un juez federal de la ciudad de México y ordenando que se pongan a disposición de éste, a los tres implicados en un proceso penal de corrupción, en perjuicio de ese estado y cometido durante el sexenio del entonces gobernador Cesar Duarte, aun prófugo de la justicia. Ya que con esta acción lo que se trata es  de cubrir con impunidad a Alejandro Gutiérrez, quien es pieza clave en la Red de Corrupción que inmiscuye a políticos de primer nivel y cercanos al presidente Peña Nieto; arrebatándole al pueblo de Chihuahua, su derecho de hacer justicia y confirmándose la impunidad al implicado.

El Poder Judicial de la Federación, dice Corral, da así una demostración de sumisión al presidente de la república, nadie por encima de la ley; pero donde si existe la justicia selectiva, pues una es la justicia para el pueblo y otra… para los influyentes. “Nada ni nadie por encima de la dignidad de México” dijo alguna vez Peña Nieto y hoy traiciona su propio dicho, pero termina diciendo el gobernador, “nada ni nadie por encima de la dignidad del pueblo de Chihuahua”.

Vaya situaciones nos esperan al cierre de este sexenio, donde iremos encontrando ahora que la comunicación es más del dominio público y esto gracias a las redes sociales y a un periodismo cada vez más imparcial, todos los cochupos que éste y los gobiernos estatales vienen realizando por sexenios en detrimento del pueblo de México.

Sin conveniencias personales, tu opinión y tu razón son las que más valen ahora que tienes más información de la realidad en “TU ESPACIO DE PODER”.

 

Leave a reply