h3

Tribunal de Tratamiento de Adicciones, Justicia Cercana a la Gente: Cedillo

Chalco,  Méx.- En cumplimiento al compromiso de llevar la justicia terapéutica a todas las regiones del Estado de México, por primera vez en el distrito de Chalco un participante del Tribunal de Tratamiento de Adicciones (TTA) concluyó su proceso penal por posesión de cocaína, con lo que se dio por extinguida la acción penal en su contra logrando su reinserción a la sociedad.

“La justicia terapéutica excluye el castigo como una forma de resarcir el daño y, por el contrario, es una justicia cercana a la gente, que busca reinsertar con éxito a aquellas personas que han cometido delitos relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas”, aseveró el coordinador del programa y juez de control especializado en tratamiento de adicciones, José Alfredo Cedillo González, durante la ceremonia de graduación.

En el evento, en el que se entregó al graduado la constancia de antecedentes no penales por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), el secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Martín Vázquez Pérez explicó que el esfuerzo interdisciplinario en el TTA ha rendido frutos, en cuanto a brindar una segunda oportunidad para continuar con un proyecto de vida y promover la convivencia familiar.

Al recibir sus documentos, el participante de 19 años -quien consumía drogas desde los 12 años- agradeció a su madre y a los operadores del programa, ya que gracias al año de tratamiento pudo restablecer sus relaciones familiares, completar sus estudios de secundaria y generar un proyecto de vida a mediano y largo plazo.

Actualmente el TTA, operado por el Poder Judicial del Estado de México, en coordinación con la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, el Instituto de la Defensoría Pública, la Secretaría de Salud y la FGJEM, ha graduado a 21 participantes y 24 más se encuentran en tratamiento en diversos distritos judiciales.

Quienes acceden voluntariamente al programa se someten a una serie de sesiones periódicas, bajo la dirección de un juez especializado, en las cuales se les brindan terapias psicológicas, se les realizan exámenes toxicológicos y se lleva a cabo un seguimiento de sus actividades laborales, sociales y escolares para garantizar que el participante no ingiera sustancias y sufra una recaída.

Esta modalidad de justicia terapéutica se implementó en el Estado de México desde 2014, con lo que se brinda una segunda oportunidad para la reinserción social y el restablecimiento de los vínculos familiares, laborales, entre otros.

Leave a reply