m4

Sufren Texcocanos Desabasto de Agua Potable

Texcoco, Méx.- Usos y costumbres, reducida inversión por parte del ayuntamiento, nuevos asentamientos urbanos y sobreexplotación del manto son algunos de los factores que merman en acceso al agua potable en Texcoco, aseguraran investigadores.

De acuerdo con Rubén Chávez Guillen de la Gerencia de Aguas Subterráneas de la  Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en el acuífero de Texcoco la extracción de agua subterránea es de 183 millones de metros cúbicos anuales, mientras que la recarga es de 145 millones de metros cúbicos en el mismo periodo. Esto es considerado como un volumen superior de explotación al valor de la recarga. Existe una pérdida de 111 millones 775 mil 911 metros cúbicos, señala.

La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), indica que en la demarcación al menos 59 mil 689 personas de los 240 mil habitantes no cuentan con servicios básicos en sus viviendas (agua potable y drenaje). La misma CONAGUA reconoce que ocho mil 977 habitantes de 23 comunidades reciben agua por pipas.

Entre estas se encuentran Coatlinchán, Ejido Huizachal y Guadalupe Victoria y Víctor Puebla, la cuales reciben agua por pipas a solicitud del Movimiento Antorchista ante la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM), con el objetivo de que las familias destinen menos dinero para adquirir el vital líquido.

De los 312 pozos profundos de Texcoco, 196 son para uso agropecuario, diez para usos industriales, 74 para uso urbano y  9 son administrados por el Ayuntamiento.

En cuanto a las 56 delegaciones, estas operan en comités de agua autónomos regidos por usos y costumbres y con una organización que varía de colonia a colonia.  Los comités fijan cuotas por cooperación las cuales pueden ser muy desiguales.

Las costumbres dictan que un nativo de  Texcoco puede obtener su toma de agua por tres mil pesos, pero un ciudadano fuereño o llamado avecindado tendrá que pagar de 15 a 30 mil pesos por la conexión del servicio, lo que genera una sectorización en el acceso a este recurso humano.

Para el ingeniero e investigador texcocano en temas del agua, José Manuel Hugo Onofre Gallegos, este tipo administración tiene muchas desventajas debido a que los pozos no se encuentran concesionados por la CONAGUA, hecho que entorpece la solicitud de recursos federales para inversiones: “A la fecha ningún comité se ha dado de alta ante hacienda ni constituido como una Asociación Civil,  lo cual limita el uso transparente de los recursos”, agregó.

Onofre Gallegos explicó que una alternativa para mejorar la distribución del agua y evitar la creciente explotación de los mantos es que los comités se regulen y capten inversiones. “No estoy de acuerdo con que haya una centralización del Ayuntamiento pero debe existir una junta que regule la transparencia de los recursos y evitar el desvío de los mismos”.

Otra problemática que ya pone en riesgo el abasto de agua potable en la demarcación es el conjunto habitacional “Hacienda San Javier” que demandará el abastecimiento de  970 casas habitación en el centro de Texcoco. Situación que los habitantes del barrio Santiaguito reclaman a la autoridad municipal.

Hasta el momento, el municipio no ha dado a conocer ningún proyecto para remediar la carencia de agua en las colonias con mayor marginación en el municipio.

Leave a reply