sotano uno nuevo

SÓTANO UNO

  • ¿La caída de las universidades públicas?
  • Colofón.- Peligrosos los autobuses de Toluca
  • Susurros.- Congresos, merolicos de mercado
  • La del estribo.- Feliz Navidad

Raúl Mandujano Serrano

¿La caída de las universidades públicas? Ya para cerrar el año intentemos comprender que pasa en las universidades –precisa el creador de los evangelios impropios-. En el caso de la UNAM, la primera universidad de México, recibió en este año, la increíble suma de 43 mil 196 millones de pesos. La suma total fue 7 por ciento más que en el 2017… y ahora pusieron el grito en el cielo cuando en el presupuesto de López Obrador, se habló de una disminución de mil 300 millones de pesos, es decir tendrían para el 2019 algo así como 41 mil 896 millones de pesos. Ya al final AMLO dijo que era una broma, perdón “un error”.

La cantidad era casi nada… Como ha ocurrido en la UNAM desde hace algunos años, en los que sus productos de investigación son intrascendentes y sus alumnos destacan más por su violencia. No, no hay calidad universitaria.

Ahora chequemos a nuestra Universidad, mi Alma Mater. Anualmente, en promedio, la UAEMEX recibe algo así como 4 mil 500 millones de pesos. Ciertamente ha embellecido y equipado edificios, pero sus investigadores no han aportado al diseño de políticas públicas ni tampoco a la construcción de soluciones a problemáticas sociales de impacto. No, tampoco hay calidad universitaria.

Lo cierto es que por todos lados se han endeudado; sus administraciones financieras han sido desastrosas y hoy no tienen ni para pagar aguinaldos. Y para el 2019, ha solicitado el Alma Mater una ampliación de 679 millones de pesos, es decir, un total de 5 mil 400 millones de pesos. Pero ¡ojo! nuestra Universidad no ofrece mejorar, solo mantenerse. Quizá para muchos mayores recursos la harían eficiente, no lo cree así el amanuense.

Mire Usted, año con año quedan fuera de estudios universitarios alrededor de 35 mil estudiantes, de 55 mil que realizan examen de admisión para preparatorias y facultades, y no duda el periodista que entre estos adolescentes “rechazados” se encuentre su hijo o hija y con buen promedio y excelentes calificaciones, pero eso no basta en la UAEMEX, de todos modos no va a entrar. Por eso aunque a muchos les parece irrespetuosa la propuesta de destinar presupuesto federal a la construcción de 100 universidades, que llaman “patito”, más irrespetuosa es la tendencia de las universidades públicas a convertirse en monopolios clasistas y excluyentes. Me cae gordo AMLO pero aquí si le doy la razón…

Colofón.- Peligrosos los autobuses de Toluca

Mientras degusta de un plato con romeritos aderezados de camarón seco, acompañado con unas tortillas azules de comal, y el primer ponche de temporada, servido en un jarro con tejocotes, cañas, naranja, pasas y guayaba, el hacedor de los escarnios editoriales observa el caos vial de la ciudad. Algunos piensan –con su mente recaudadora e insensible- que la solución se encuentra en la severidad de las verificaciones y pago de tenencias, y no, el problema está en la movilidad responsable, el desatino en los oficiales de tránsito y la poca o nula imaginación para resolver el caos propiciado por cientos de líneas de transporte de pasajeros disputándose pasajes a diestra y siniestra, invadiendo carriles y calles y colonias fuera de su ruta.

Tan solo para intentar comprender el problema, vea usted, tan sólo en la ciudad de Toluca, operan 135 rutas del transporte público de pasajeros, en un servicio que otorgan 29 empresas de servicio urbano colectivo. A estas agréguele usted 33 agrupaciones de taxis. Hablamos –explica el hacedor sotanero- de una circulación diaria en calles del centro de 5 mil autobuses y 35 mil taxis. Y no es exageración. Los autobuses llegan a realizar, uno sólo, hasta 25 recorridos al día, dependiendo de la demanda.

Camine usted por sus calles y comparta en qué avenida no circulan camiones. Cuando se habla de poner fin al caos vial la pregunta sería ¿Y por qué son los ciudadanos los que deben pagar por esto? Y cuidado, el periodista no habla de quitar líneas, sino ordenarlas… ¿Se entiende?

Susurros.- Congresos, merolicos de mercado

Susurran en cualquier pasillo legislativo, sobre todo en aquellos en los que predomina una mayoría morenista, que más que recintos de debate político y análisis de nivel, se han convertido en mercados, en plazas de merolicos en los que la discusión se convierte en absurdos. La venganza verbal podría afectar planes de gobierno al carecer de ideas sobre lo qué es el neoliberalismo y la izquierda. Es como hablar del machismo y el feminismo… Ya estudien por favor.

La del estribo.- Feliz Navidad

En esta columneja, siempre ha sido un deleite el sarcasmo, pero hoy no habrá. Derecha la flecha, tenga usted, querido lector, una gran fiesta de fin de año. Que la Navidad sea plena de bendiciones y el año que llega “Dios nos agarre confesados”… Mi twiter @raulmanduj

Leave a reply