sotano-uno-620x420

SÓTANO UNO

 

No pintan bien las elecciones

Colofón.- La guerra de Chávez, la guerra de AMLO

Susurros.- Ridículos políticos de Sansores

Raúl Mandujano Serrano

No pintan bien las elecciones.- Para el kamasutra de las posiciones editoriales, la breve pausa electoral, esta simulación de veda, es momento para que los candidatos y sus partidos desplieguen en redes sociales, con sus bots y fanáticos, una incursión bélica para desinformar, aún cuando por Ley está prohibido. Se explica el amanuense: Todos argumentaron haber ganado los debates y ahora, con los cierres, todos aseguran un inobjetable triunfo. Los que se sienten abajo desacreditan las encuestas y los que creen estar arriba son soberbios. Seguro tendremos una jornada electoral muy tensa.

José Antonio Meade ha llenado de manera asombrosa los sitios en los que cerró. Se habla de más de 150 mil mexicanos en sus eventos, en los que al menos 25 mil personas han acudido a cada uno. Aún con errores logísticos el Peje dice andar superando el millón de fanáticos. Ricardo Anaya, refieren los integrantes de su coalición con el PRD, dicen haber tenido cerca de 200 mil ciudadanos apoyando los mítines. El “bronco” no ha tenido tantos pero debo decirles que en sus redes sociales, 2.8 millones lo siguen, sólo debajo de AMLO, que tiene 7.4 millones, en tanto que Anaya tiene 2.7 millones y Meade 2.1 millones. ¡Ojo! esto no es una encuesta, es tomado del puntaje de la plataforma Klout, que es una herramienta que mide los comportamientos de una persona sólo en Twitter y Facebook.

Así que, de elegir como opciones para definir a un ganador el próximo primero de julio, a las encuestas, por los seguidores en redes sociales, o por los cierres de campaña, todos tendrían posibilidades pero, falta el voto real, el del ciudadano, así que no se apresuren candidatos, que el domingo electoral veremos cuantos de sus números fueron a votar y por favor, civilidad en la jornada, respeto a la decisión popular, y oídos ciegos a quienes inciten a la violencia…

Colofón.- La guerra de Chávez, la guerra de AMLO

Mientras degusta de una exquisita sopa de flor de calabaza con granos de elote y cebolla, que me dicen es una sopa campesina, acompañada con pollo deshebrado y un poco de chile serrano fileteado refinadamente, así como un vaso con agua de cítricos, el cacique de las glosas fastidiosas, recuerda una publicación del País, del martes 10 de noviembre de 1998, el diario refería que el jefe de paracaidistas Hugo Chávez perpetró su segundo golpe en Venezuela al ganar las elecciones legislativas y regionales. El militar, quien encabezó un cruento cuartelazo contra Carlos Andrés Pérez, eventualmente sería presidente al ganar las elecciones del 6 de diciembre. Por qué referirlo. Bueno, su historia, la de Chávez, en la política, se asemeja a la de Andrés Manuel López Obrador.

Ahora, previo a una jornada electoral histórica, muchos, del gobierno o de los partidos en contienda, deberán estar encomendándose a Dios. Chávez no le ofreció a la gente su visión, como lo hacen los candidatos en México, no, el bolivariano les ofreció lo que ellos querían, que era básicamente salir de la pobreza, tener dinero y trabajo. Y al principio Hugo Chávez Frías se los dio a través de un régimen que prometía honrar una radical transformación del sistema, que inició con el referéndum para crear una Asamblea Constituyente y disolver el Congreso, al que redujo a tareas administrativas; después estableció órganos populares de salud, vivienda y hasta de seguridad. Fue un auge que combatió la pobreza con petróleo. El chavismo fue un movimiento emocional y de aluvión, que nació para combatir lo existente.

El periodista no compara, sólo opina; no sugiere el sufragio, sólo opina, que se entienda…

Susurros.- Ridículo de Layda Sansores

Susurran en corrillos electorales que santo “oso” hizo la “gastalona” Layda Sansores bailando cierta danza exótica digna de los tiempos de Tongolele, aunque mal, frente a la banca del América en el estadio azteca y con ajustado vestido rosa. Se sentía la quinceañera de la fiesta de AMLO, que por cierto amenizaron Belinda, Espinoza Paz, Margarita, Eugenia León, Susana Harp y las bandas Tlaxiaco y Jaraneros. Pos como no se va a llenar… Mi twiter @raulmandujano

Leave a reply