guionbajoatole

SÓTANO UNO

Árboles de la barranca

Colofón.- Fisgoneo gubernamental

Susurros.- Juan Zepeda, inquieto

Raúl Mandujano Serrano

Árboles de la barranca.- Para el creador de las andanzas informativas, la decisión de implementar retornos viales en la entrada o salida (como lo quiera Usted ver) de Tollocan (Y lo dice alguien bien, se pronuncia Tolocan) es en sí, inicua e incluso hasta cruel porque lastima a los pulmones de la ciudad. Tal disposición no podría justificarse con la imprecisa narrativa de que ayudará a eliminar la contaminación y permitir el flujo vehicular, porque quizá lo logre en esa vialidad pero saturará otras como Alfredo del Mazo o Lerdo, y más aún, no se compensa tal ecocidio anunciando la siembra de cientos de arbustos. No se cree, y menos cuando se prometió eso tras la matanza de árboles en la México-Toluca y nadie sabe de tal reforestación.

Pero que no se confunda –explica el amanuense- porque una cosa es la defensa de un acceso diseñado para embellecer (con su propio derroche de recursos, como lo fue la importación de árboles desde Canadá, completos, y que hoy dan vida a nuestra capital) y otra muy distinta es usar esa cruzada social como instrumento político, de partidos. Que distinto sería que grupos ambientalistas lideraran esta lucha y no politiquillos que sólo aparecen para denostar. Este movimiento se volvió perredista y ya valió un “pepino”.

Hoy incluso las redes sociales se extienden para impulsar un movimiento contra la tienda Galerías, ya se habla de confrontar a grupos económicos y al gobernador, y al alcalde, y a todos. Es la batalla del socialismo mal entendido contra la necesidad de modernizar las estructuras sociales, y que mejor que enarbolando un estandarte ecológico pero ¿Por qué esos que hoy se plantan en el Paseo Tollocan no protestan contra quienes tiran basura en la ciudad? ¿Contra la inmovilidad por el desorden del transporte público? ¿Contra la delincuencia? Tal vez porque allí tienen culpas.

Así que por causas e ideales ciudadanos, el voto y apoyo sotanero está firme, pero nada a los movimientos políticos, de partidos y hasta de activistas que aparecen por todos lados queriéndose bañar con las lágrimas del pueblo…

Colofón.- Fisgoneo gubernamental

Mientras degusta de un suculento chile relleno con queso panela, y camarones, bañado en chile de jitomatillo y cubierto con una capa de huevo, acompañado de tortillas a mano de maíz hechas en comal, y un vaso de agua de naranja fría, el hacedor de las elucidas facciosas analiza el contexto: Durante la administración del presidente Enrique Peña, han muerto 36 periodistas; 7 en lo que va de este año y 11 durante el 2016, otros 17 tan sólo en Veracruz.

No es que sólo hayan ocurrido en este gobierno. También hubo incidentes criminales con Fox y Calderón; de hecho, desde el 2000, han sido ejecutados alrededor de 104 y 25 más se encuentran en calidad de desaparecidos.

Es por ello que en el 2010 se creó la Fiscalía para atender delitos contra la libertad de expresión, encaminada a investigar crímenes y amenazas contra reporteros; más tarde, en el 2012 se creó el mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y que hoy brinda protección a 509 personas con escoltas, patrullajes, manuales de autoprotección y un botón de pánico para alertar en caso de estar en peligro pero ¿sabe usted? – pregunta el redactor blasfemo- se han iniciado más de 800 denuncias por acoso de alcaldes, policías, por torturas y homicidios y sólo se han emitido dos sentencias por delitos contra la libertad de expresión.

Por ello esas conjuras de espionaje gubernamental a periodistas y activistas a través de un sofisticado spyware de origen israelí, de “intercepción legal” para gobiernos, apodado “pegasus”, que presuntamente se infiltra en los teléfonos inteligentes y otros aparatos para monitorear cualquier detalle de la vida diaria de una persona a través de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, contraseñas, contactos y calendarios, se vuelve tétrico. Quizá sea cierto, quizá no, quizá sólo sea otra de esas falacias para intimidar a la sociedad inventadas por grupos de izquierda, de verdad, quién sabe, pero lo que queda claro es que cada vez es más difícil vivir en México… Sigamos la ruta de la paz…

Susurros.- Juan Zepeda, inquieto

Susurran que el ex candidato a la gubernatura estatal por el PRD, Juan Zepeda, aprovechando la fama que le redituó posicionar a la tribu en la entidad, realiza una gira por diferentes estados del país para impulsar una cruzada de ese partido para crear una formula competitiva. Muchos lo ven bien, otros lo ponen como aspirante la presidencia nacional de ese partido, pero lo cierto es que él en lo suyo, la grilla neta… Hasta otro Sótano… @raulmanduj

Leave a reply