sotano-uno-620x420

SÓTANO UNO

 

Adolf Trump

Colofón: Zepeda contra patadas de ahogado

Susurros: Medina, otro gobernador gandalla

 

Raúl Mandujano Serrano

 

Trump, coincidencias hitlerianas.- El adalid de las evocaciones editoriales analiza el discurso que el 10 de abril de 1923 externara Adolf Hitler: “…Hoy somos el pueblo menos apreciado de la tierra. Un mundo de enemigos se alza contra nosotros y el alemán debe decidir si quiere ser un soldado libre o un esclavo blanco… En lugar de intereses patrios se hizo política dinástica, en lugar de política nacional, la internacionalización; fraternización, tregua y otras similares han minado la fuerza del pueblo alemán… ¿Qué pueden esperar los gobiernos de nosotros? Ellos sueñan con negociar pero ¡para negociar se requiere poder!”. "Con humanidad y democracia nunca han sido liberados los pueblos"… Si, muy similar, mucho –diría el amanuense- a Donald Trump.

El hoy presidente norteamericano ve a Estados Unidos como Hitler veía en 1923 a Alemania, temerosa por la debilidad del gobierno de Paul von Hindenburg; asediada por el terrorismo del estado islámico situado en Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria; amenazada por la inmigración que hoy asciende a más de 55 millones, sólo latinoamericanos, y de estos, el 57 por ciento provenientes de México y Centroamérica ¿Por dónde ingresan la mayoría de indocumentados y terroristas? Por la frontera con México.

Quizá de allí provenga el odio a este país, por eso quizá ha dejado de ver a México como un aliado económico y lo percibe como una amenaza invasora, débil y corrupta. El muro es la primera medida, y la segunda sería el bloqueo económico, amén de legalizar a los ciudadanos en Estados Unidos, lo que implica deportar a más de 25 millones de mexicanos, a los que seguramente ve cómo veía Hitler a los judíos.

¿Pero cuál sería o debería ser la postura de México ante este desprecio, humillación y ultraje? La diversificación de mercados, la fortaleza en las posturas, el orgullo carajo. Tolerantes sí, pero no estúpidos. Políticamente es el bono nacionalista que le urgía al Presidente para recuperar la confianza de la gente; hoy como nunca hay que ser nacionalistas y engreídos.

Es curioso pero Hitler lo dijo: "Quizás la más grande y mejor lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia”…

Colofón: Zepeda contra patadas de ahogado

Hoy el calígrafo de los códices irreverentes degustó de unos insípidos canapés –ni modo, a veces el guisado con sazón no lo entienden algunos cocineros de restaurantes-, pero eso no es lo importante, lo trascendental fue la manifestación de apoyo que diputados federales, locales, alcaldes, autoridades de la dirección general y del comité directivo estatal del PRD le expresaron al precandidato Juan Zepeda Hernández, ex coordinador de la bancada solaztequina en el Congreso local y quien además es respaldado como opción por la corriente Alternativa Democrática Nacional, considerada con un gran arraigo y de las más fuertes en la entidad.

Con él, también se postularon el ahora diputado local con licencia, Javier Salinas Narváez, con representación en la región de Ocoyoacác; Max Correa de la Central Campesina Cardenista, respaldado por el PT, que dejó fuera a su único y eterno postulante a todos los puestos de representación popular Oscar González Yáñez; Plácido López, dirigente de organizaciones sociales de la zona oriente; y Eduardo Neri Rodríguez, alcalde con licencia de Capulhuác, con apoyo de esa zona y el único que hasta el momento ha expresado descalificaciones en contra de otros aspirantes, específicamente a Juan Zepeda, a quien denunciaría por gastos excesivos de recursos.

Lo cierto es que, desde la apreciación del periodista sotanero, la selección del candidato perredista debería centrarse en su representatividad popular y si, aunque genere intemperancias en contra del escribano, la ventaja está en la zona oriente y el valle de México, donde la influencia del aspirante Juan Zepeda es mucha, mientras que Neri, Salinas y Correa, sólo en su municipio. La diferencia es muy grande, tanto que ni las descalificaciones funcionarían. Digamos que son patadas de ahogado.

Por lo pronto Zepeda anunció que recorrerá toda la entidad para fortalecer su plataforma política ¿Y los otros?... mmmm en fin.

Susurros: Medina, otro gobernador gandalla

Susurran que el ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, fue objeto de un “cuatro” tendido por sus detractores, encabezados por Jaime Heliódoro Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, en razón de que sólo comparecería ante el Juez de Control,  por lo que el rompimiento del amparo podría ser resarcido con su inmediata libertad, aunque quién sabe, dado que el probable daño contra el patrimonio estatal es de cerca de tres mil 128 millones de pesos. El 9 de agosto de 2016, Medina de la Cruz fue vinculado a proceso por ejercicio indebido de funciones, por presuntas irregularidades en los incentivos otorgados a la automotriz KIA Motors, por más de tres mil millones de pesos y exenciones de impuestos que excedieron los montos establecidos por la ley. Mi twiter @raulmanduj

Leave a reply