Prin3

Sokolov, el maestro detrás de la joven mexiquense en el Bolshoi

Por: Fernanda González

**Para el profesor, lo más importante para tener el privilegio de ser seleccionado para el Ballet Bolshoi, es la constancia y un buen carácter**

Toluca, Méx.- La connacional Josefina Lavalle fue una bailarina y coreógrafa, que fundó la Compañía Nacional de Ballet  y dijo, "yo debí llegar a éste mundo bailando, pues no recuerdo haberme dedicado a nada más que la danza. Tal vez hice otras cosas por casualidad... Pero por amor, pasión, solamente he hecho danza... y la danza me ha hecho a mí".

Hace unos días, en el periódico El Valle entrevistamos a Leslie Calderón, quién fue aceptada por el Ballet Bolshoi, una historia de éxito y constancia en la que sale a relucir su maestro  Serguei Sokolov, quién actualmente tiene una escuela de danza, la cual lleva su nombre como un reconocimiento a su carrera, trabajo y esfuerzo a lo largo de su vida, la cual es una historia de motivación en el mundo de la danza.

La frase anterior ejemplifica a la perfección los inicios del maestro Serguei Sokolov, quién relató que fue su mamá quién lo introdujo en el gremio de dancístico desde que era un niño, desarrollando así una gran pasión por este arte.

Fue en los años de 1971 a 1978, que Serguei estuvo estudiando Danza Clásica en el Ballet Mariinski - anteriormente conocido como Ballet Kirov durante la época soviética-.  "Estuve bailando ahí porque mi mamá tenía una escuela de ballet, estuve bailando con niñas, ocho años estuve ahí, internado", dijo.

Sokolov señaló que tras culminar sus estudios en Mariinski se acercaron compradores, quienes ofrecen contratos a los bailarines, de los cuáles, él contaba con cinco al mismo tiempo en diferentes teatros, sin embargo, decidió tomar la oferta del teatro Ekaterimburgo, en Siberia donde ejerció durante 5 años. Posteriormente presentó una audición en Moscú, en la compañía Moiseyev.

Durante su desempeño en esta compañía, el profesor fue reclutado para llevar a cabo su servicio militar. "Me llamaron, tocaron trompeta para mi vida y tenía que pasar el servicio militar como todos, yo fui de Moiseyev y estuve haciendo audición para una compañía de ejército rojo, en Moscú donde me aceptaron y estuve ahí bailando y viajando muchísimo, estuve prestando servicio militar como soldado, pero con mi especialidad, con mi profesión".

Serguei narró que mientras cumplía con su servicio militar tuvo la oportunidad de estar en la casa de Margaret Tatcher, así como presentarse ante los reyes de Inglaterra, el príncipe Carlos y la princesa Diana.

"Esa era compañía militar de la Unión Soviética, entonces ahí había coro, era enorme, de puros hombres, soldados que cantan, orquesta sinfónica y el grupo de danza en la que yo estuve ". comento el maestro de ballet.

A pesar de estas haber tenido algunas vivencias agradables, Sokolov señala que también tuvo experiencias tristes como Chernóbil, donde tuvo puesta en escena un mes después de la explosión nuclear, "soy veterano de la guerra y de Chernóbil, aparte de que soy maestro". Tras esta presentación, Sokolov hizo exámenes en Moscú para estudiar su especialidad como coreógrafo.

Para el profesor, la época más difícil fue después de la Perestroika, debido a que la mayoría de los bailarines se quedó sin trabajo y algunos se vieron en la necesidad de trabajar como taxistas, fue entonces cuando recibió la propuesta de viajar a México para dar clases "sin idioma, sin nada, nada más con un portafolio llegué aquí, obviamente aquí me engañaron, no me pagaban dinero como me prometieron".

En su estancia en México, Serguei comenzó a dar clases en una academia particular en Río Churubusco, donde actualmente está el Centro Nacional de las Artes (CENART). En su trayectoria en nuestro país se destaca su trabajo con Emma Pulido, Televisa, Compañía de CENART, donde hizo más de 10 giras.En el año de 1996 el Instituto de Artes Escénicas Sokolov fue inaugurado en Metepec.

El maestro ruso destaca que en México existen muchos jóvenes con talento para la Danza Clásica y al igual que Leslie, con las mismas posibilidades de representar al país dancísticamente en el extranjero, sin embargo, reconoció que la enseñanza de ballet en Rusia es más completa que en nuestro país, y que lo fundamental para tener el privilegio de ser seleccionado para un Ballet como el Bolshoi es la constancia y un buen carácter.

"En Rusia se lleva muchísimos tipos de danza, danza clásica, danza jazz, danza de carácter, contemporáneo, danza histórica, gimnasia, actuación, maquillaje, entre otras, no es nada fácil, tengo casi 60 años y todavía sigo aprendiendo", dijo Sokolov con una mirada nostálgica que habla de su gran experiencia.

Cabe señalar, que Serguei realiza el diseño del vestuario para su compañía, también pinta la escenografía para sus montajes y borda los tutús de sus bailarinas.

Finalmente, comentó que aunque existe el Ballet de Amalia Hernández, representativo del país, el se dio a la tarea de realizar una puesta en escena llamada "Códices del pasado", el cual plasma la historia de México hasta la conquista de los españoles, la cual le llevó más de dos años de investigación con especialistas, ya que su objetivo con esta obra es enaltecer las raíces del país que lo ha cobijado durante tantos años y del cual se dice enamorado.

Leave a reply