sin-ton-ni-son-nuevo2-620x420

SIN TON NI SON

 

FRANCISCO JAVIER ESCAMILLA HERNÁNDEZ

La novela se basa en tres historias entrelazadas, la primera es la de Urania Cabaral, una mujer que luego de 38 años regresa a Santo Domingo para ver a su padre Agustín “cerebrito” Cabral, antiguo colaborador de Trujillo y a quien guarda un odio que se irá descubriendo, lo encuentra derruido en una vejez castigada por la parálisis. En esta primera historia se encuentra el diseño arquitectónico del libro, y es la única narrada en tiempo presente, mientras que los otros dos se producen en tiempo pasado.

La segunda historia es la de Trujillo, dictador dominicano desde 1930 hasta 1961. Se exhibe al dictador en su vida pública y en sus costumbres íntimas, logrando mostrar los diversos rasgos como persona, muy opuestos a los que podría haberse elaborado sobre la idea típica de un dictador. Pero si bien el eje temático de esta segunda historia recae en Trujillo, el lector, también se encontrará con una galería de personajes ligados al protagonista que van apareciendo y adquiriendo relevancia en el desarrollo de la novela, personajes que se convierten en la puerta de entrada al mundo privado de la tiranía Trujillista, pues permiten al lector conocer los diferentes embrollos desarrollados en ese régimen.

En la novela se muestran los aspectos míticos de la imagen de Trujillo, en especial aquellos rubores que le pintan ciertos atributos físicos, uno de los que se tejen en su total dominio para nunca sudar en cualquier situación, o su desmesura para satisfacerse sexualmente con las mujeres de su agrado, sin importar si eran las esposas o hijas de sus servidores, lo que le valió el apelativo de “el chivo”, que en el imaginario dominicano se le asocia con la virilidad.

La tercera historia, está diseñada para crear la intriga, el suspenso y el nudo de esta novela, pues aquí se conocerá la conspiración para eliminar al chivo. Solamente conociendo sus pasados, señalados por una herida producida directamente por quien fue amo y señor de la república dominicana, es que se puede explicar el deseo personal de cada uno de los protagonistas para matar al chivo.

Con un final sorprendente, esta magnífica obra nos deja un sabor de boca un tanto amargo y un tema de reflexión para mantenernos pensando mucho tiempo.

Comentarios  fjescamilla53@gmail.com          Twitter: @_copitoo

Leave a reply