m2

Recuerdan en La Paz al Dirigente Emilio Elizalde

Por: Eduardo Muñoz

La Paz, Méx.- Emilio Elizalde fue gestor y líder social durante 20 años. Participó como presidente de Participación Ciudadana en las partes altas y durante su encargo logró la electrificación de 840 hogares en la colonia Carlos Hank González, así como la introducción de agua potable, drenaje y pavimentación en diversas zonas cerriles.

Por eso, al cumplirse dos años de su desaparición física, pobladores llevaron a cabo una misa en su memoria, en la que plasmaron su afecto y admiración a quien “siempre se dio a querer y tendió la mano al que más lo necesitaba”.

La ceremonia tuvo lugar en la parte central de la colonia Hank González, a donde se reunieron centenares de personas para recordar al dirigente, contar anécdotas y evocar sus logros asistenciales.

Ahí, la lideresa de la Organización de Colonos y Comerciantes del Estado de México (OCCEM), Vanesa Elizalde Flores, dijo a los presentes que celebrar el Día de las Madres no es más que rendir tributo a los seres que todos los días se esfuerzan por sacar adelante a sus hijos, luchando sin descanso para que sean hombres y mujeres de bien, no obstante las adversidades económicas y sociales de nuestro tiempo.

Recalcó que don Emilio siempre festejaba a las madrecitas en su día, y vaticinó que este año 2017 sería inolvidable. “Y lo fue, aunque no precisamente en los términos que él mencionaba, de alegría y esperanza”, aseveró la líder, quien subrayó que el finado partió de este mundo justo cuando organizaba la celebración a las amas de casa.

Señaló que el legado de Elizalde, de lucha y esfuerzo, la motivó a mantener la llama de la esperanza entre las clases más débiles de la sociedad. “Hoy –apuntó-, sigue siendo un reto sacar adelante a miles de mujeres que batallan por falta de agua, de dinero y de alimento suficiente para ellas y sus hijos”.

Manifestó que en esta zona las condiciones no son muy favorables para las familias, “y si sus maridos no las sacan a pasear, a cenar o dar una vuelta, porque no hay tiempo ni dinero, pues nosotros al menos vamos a proporcionarles un momento de distracción, junto con sus hijos”.

Resaltó que en estas partes altas del municipio, las jefas de familia sufren principalmente por falta de dinero, escasez de agua o vigilancia. Para ir al mercado tienen que “bajar” hasta el tianguis o el pueblo de La Magdalena, todo ello haciendo esfuerzos inusitados para que el gasto les “rinda”.

Añadió que por esta razón, la OCCEM lucha cotidianamente por gestionar servicios, “aterrizar” los programas sociales y conseguir ambulancias y servicios médicos, ya que el hospital más cercano (materno infantil), se encuentra hasta el kilómetro 24 de la carretera México Texcoco.

Vanesa Elizalde dijo por último que apoyar a las madres de familia constituye un gran reto, pero también un gran orgullo y una satisfacción invaluable que tiene sus frutos en la alegría de las mujeres y la sonrisa de sus hijos.

Leave a reply