guionbajoatole

Por un Plato de Lentejas

 

Por: Melanie Limón Estrella

 

PURGATORIO:

Decía, y decía bien, el científico judío alemán Albert Einstein que hay dos cosas infinitas en este mundo: El universo y la estupidez

Sin que parezca un chiste cruel, les revelo, almas en pena que existen cerebros del tamaño de un granizo que no se pueden dar el lujo de perder dos neuronas al día se suman con el costal de huesos que arrastran por doquier, llenan plazas, calles, zócalos al tronido de unos dedos o el mandato de sus manejadores o en este caso se rebelan contra el “Gasolinazo” está semana se dieron dos casos muy particulares de cerebros minúsculos que son ejemplo perfecto de lo que causa la falta de ácido fólico durante la gestación .

En primer lugar tenemos al pseudo-político y anar-ctivista Fernández Noroña quien  realizó un acto de “desobediencia civil pacífica” que consistió en llenar el tanque de gasolina de su camioneta y negarse a pagar el 35%  de IVA y IEPS. El total de su compra fue de 429 pesos, pero el pseudo-activista entregó un certificado por cierto escrito a mano de NO pago de impuesto a la gasolina, con el que se negó a pagar 35%, equivalente a 118 pesos, por lo que al final sólo pagó alrededor de 311 pesos por llenar el tanque de su camioneta Volvo.

Aaaaay Noroñita me cae que cada día creo más en la frase: Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda.

Es por eso que La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) que lo enlista con los políticos provocadores de las manifestación contra el alza a las gasolinas junto al Agalambao Choco de Macuspana Andrés Manuel López Obrador.

Hilaridad por todos los rincones de la "grilla", rubor de rostros izquierdistas azorados; sentimientos de lástima y pena ajenas. Pero, qué importa si, al fin y al cabo, como parafraseaba Lavey Anton, la estupidez no duele.

Y todo por el cotidiano plato de lentejas.

PARAÍSO:

Esta condición humana (la estupidez) no tiene límites y en su nombre se tejen historias, se hacen o deshacen trayectorias políticas, se mueven montañas, se destruyen monumentos y se inflan partidos, grupos o clanes: Los hay excelsos en la materia y, para ripley, se amasan grandes fortunas por conocer sus entrañas y ponerlas en práctica; Otro bonito ejemplo de ello es El “Marranero” de Brozo quien ignora por completo que el periodismo no se aprende por ósmosis, tampoco se da en maceta. No es cuestión de exprimir naranjas y aprovechar un espacio para dárselas de líder de opinión.

No se trata de hacerle al canelas, diría Lalo Trellez, cronista deportivo de la misma empresa. El hígado no sustituye al cerebro, estimado pelos verdes. La reata no es un maniquí que cobra puntual su quincena por dejarse humillar. Es la forma de medir la lengua, la blasfemia, la calumnia y el ataque fácil de quien pronto recibirá una patada en el trasero de parte de sus propios amos o ya se te olvidó que Eric Hoffer nos reveló a todos una verdad de la que no eres nada ajeno “La gente que muerde la mano que los alimenta normalmente lame la bota de quien los patea”

Amigo Trujillo: no supiste aparentar que mientras escribías o intentabas escribir “PSIQUE QUIQUE” te estabas tragando tu propia rabia.

El grueso de la cartera es directamente proporcional al aguijón falso; lástima, Margarito. No te preocupes, AMLO, Encinas, Noroña, Calderón y tantos y tantos amos tuyos te seguirán llenado los bolsillos. Cuantos payasos están ahora adueñados del cuadro en Televisa, me comentó mi padre. Por ahora, tienes el micrófono en tus manos y los apapachos de la Reata.

Recuerda que la tele y la pluma son efímeras y, te repito, que el periodismo no entra por ósmosis.

¡Ooorale!

INFIERNO:

Estimadas Almas en pena hoy me permito comentarles que cerraré el día de hoy vestida de rojo y contenta , muy contenta:  los Diablos Rojos del Toluca  en su nuevo y remodelado infierno vencieron nuevamente a su cliente frecuente el Club América con un marcador de 2-1 , comprobando otra vez que ¡ Con el Diablo no se juega! .

Leave a reply