np1

Por Inundaciones en EdoMéx la Prioridad es la Seguridad, Integridad y Salud

***Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México, agradeció el trabajo que ha realizado el Grupo Tláloc, la Policía Estatal, la Conagua, el Ejército Mexicano y la Marina, para brindar ayuda a los mexiquenses que han sufrido daños a causa de las intensas lluvias. ***

***Mencionó que se siguen monitoreando todos los puntos de la entidad susceptibles a sufrir inundaciones, ya que se espera que siga lloviendo en los próximos días. ***

Por: Sergio Nader O.

Toluca, Méx.- Debido a las fuertes lluvias y ráfagas de vientos que afectaron recientemente a distintos municipios del Estado de México, principalmente los de la Zona Metropolitana del Valle como Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza, el gobernador Eruviel Ávila Villegas destacó que se está priorizando de la mano con los presidentes municipales la seguridad, integridad y salud de los habitantes.

Acompañado por los secretarios general de Gobierno y de Infraestructura, José Manzur Quiroga y Francisco González Zozaya, respectivamente, el mandatario estatal destacó que giró instrucciones para que todo el gabinete estatal atendiera las eventualidades, resaltando que el saldo de los acontecimientos de las inundaciones de estos municipios es satisfactorio y no se tuvo personas lesionadas o afectadas en su integridad, quedando sólo en afectaciones materiales que el gobierno gestiona para apoyar a todas las familias que lo han requerido.

Agradeció el trabajo de su gabinete, el Grupo Tláloc, la policía estatal, la Conagua, el Ejército Mexicano y los municipios para atender a los afectados por las inundaciones, apoyando con cercos sanitarios, aplicando vacunas para cuidar de la salud de los habitantes, atendiendo lo relacionado al lavado de cisternas con material especializado, además que desde ayer los integrantes del gabinete estatal se encuentran atendiendo a las personas damnificadas y tanto Izcalli, Tlalnepantla, como Atizapán, están entrando a la normalidad.

Asimismo, debido a la fuerte lluvia que se presentó el pasado miércoles en la zona metropolitana, el Estado de México se vio muy afectado completamente en dos municipios: Nezahualcóyotl y Ecatepec, por lo que informó que se cerraron las compuertas como parte de la aplicación de los protocolos organizados por la Ciudad de México,  el gobierno federal y estatal. También detalló que en este caso se le solicitó a CONAGUA desfogar lo relacionado con el Río de los Remedios, al Gran Canal y se está llevado a cabo este proceso que va atenuar la afectación en materia de inundaciones en estos dos municipios de forma específica.

Reconoció que las lluvias no tienen palabra de honor  y que pudo haber estado mucho peor si no hubiesen tomado acciones preventivas, y llevado a cabo las obras que se han concretado en lo que va de esta administración, tanto federales, estatales y algunas municipales.

“Lo más importante, es velar por la seguridad, por la integridad, la salud de los habitantes, y es lo que estamos priorizando muy de la mano con los presidentes municipales, lo importante de esto es que sepan que estamos atendiendo, estamos totalmente enfocados atendiendo estas eventualidades climatológicas y esta el teléfono de emergencias 911 para poder ir en auxilio y atender a la población que lo requiera”, expresó.

Por su parte, José Manzur detalló que los niveles del agua han alcanzado desde los 20 centímetros hasta más de un metro de altura en las viviendas, y que se encuentran más de 4 mil servidores públicos, apoyando en estos municipios, además de que se continúa monitoreando todos los puntos críticos o susceptibles a sufrir inundaciones, ya que se espera que siga lloviendo en los próximos días.

En el caso de Ecatepec y Nezahualcóyotl, indicó que se está levantado el censo correspondiente para conocer el número exacto de viviendas dañadas, y agregó que se estima que son más de mil casas afectadas.

 Francisco González Zozaya explicó que los ríos del Valle de México y del Valle de Toluca están en su máximo nivel, ya que llevan 72 horas de precipitaciones pluviales constantes que alcanzaron una intensidad superior a los 55 milímetros, es decir, más de 55 litros por cada metro cuadrado.

“La realidad es que el agua, la cantidad de agua que hemos estado recibiendo, ha estado llenando y sobrepasando las capacidades del drenaje que tienen tanto el Valle de México y la zona de captación del Lerma. Entonces vamos monitoreando, pero a veces nos gana la cantidad de lluvia; lo que sí les podemos decir es que si no tuviéramos los protocolos, si no tuviéramos los equipos, si no hubiéramos activado al Grupo Tláloc, las cosas que estuviéramos viendo serían tal vez con magnitudes mayores”, señaló.

Cabe destacar que se encuentra a disposición de la población el número 911 en caso de presentar alguna situación de emergencia, y se han abierto albergues para la población afectada por las inundaciones en el Valle de México.

Leave a reply