politica-ambiental-nuevo-620x420

POLÍTICA AMBIENTAL

Por Ing. Luis Eduardo Mejía Pedrero

¿Ya se reparó la fuga que reportó el presidente municipal? ¡Cómo que volvió a salir el agua! ¿Qué brigada atendió? ¡Cómo que no tenía material para la reparación!

¿Cómo va la recaudación? ¿Los pagos de la ciudadanía en septiembre fueron mejores o peores que en septiembre del año pasado? ¿Sirve promocionar pago de agua en “El Buen Fin”? ¿Fue efectiva la campaña de promoción de pago del agua en la radio?

Situaciones y preguntas las anteriores atormentan a diario a los directores generales y directivos de los Organismos Operadores de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, preguntas que no contestan los sistemas de indicadores como el AquaRating, por lo que es necesario incorporar en la vida diaria de estas dependencias, los denominados sistemas de información gerencial.

Una forma de visualizar la información procesada en un sistema de información gerencial es el tablero de control, el cual es una herramienta que tiene por objetivo básico diagnosticar una situación y efectuar su control permanente a través de una metodología que permite organizar la información identificando como áreas clave a aquellos temas relevantes a monitorear, cuyo fracaso impedirá el progreso de una empresa en un entorno competitivo.

Todas las áreas y niveles en un Organismo Operador toman decisiones y generan información. Así, por lo general, se tienen cuatro tipos de tableros de control.

Tablero de control operativo. Debe reunir aquellos indicadores operativos clave, que necesitan ser monitoreados día a día, a saber: cantidad de lluvia, tirante en ríos y canales, finanzas, compras, existencia de productos en almacén, presión del agua en líneas, interrupción o variación del voltaje de la energía suministrada a los pozos, gasto bombeado, ubicación de las brigadas, usuarios atendidos, etc. Debe permitir evaluar la evolución de estos factores de un simple golpe de vista para poder entrar en acción y tomar a tiempo las medidas correctivas necesarias.

Tablero de control directivo. Es el panel que abarca a todo el Organismo Operador en su conjunto dividiéndolo por áreas clave, y permitiendo monitorear la evolución de cada una de ellas a través de indicadores específicos. Posibilita diagnosticar a simple vista la situación global de la dependencia hacia adentro y monitorear los resultados de la empresa en su conjunto y de las diferentes áreas claves en que se puede segmentarla. Está más orientado al seguimiento de los indicadores de los resultados internos en su conjunto y en el corto plazo. El sistema Aqua Rating del que ya hemos hablado en esta columna, entra en esta categoría pero es el único. Con este tipo de tablero es factible saber kilometraje recorrido por los vehículos, consumo de combustible, estado contable, desempeño de las áreas, quejas, tiempos de atención.

El tablero de control estratégico es una herramienta más general y permite monitorear en forma permanente cada situación concreta y conocer un área del Organismo, al poder relacionar el presupuesto con el plan estratégico. Se incluyen los índices más relevantes del tablero de control directivo, agregando información seleccionada del entorno y del sector para poder diagnosticar correctamente el futuro del Organismo. Brinda la información con respecto al posicionamiento estratégico y a largo plazo. Puede dar respuestas sobre la eficiencia en la recaudación en alguna colonia donde se desarrolló un proyecto piloto o una estrategia de mercadotecnia, pronóstico de eficiencias comerciales o flujo de efectivo.

Tablero de control integral es conformado por información de los tres tipos de tableros descriptos anteriormente, para ser usados por los primeros niveles directivos del Organismo. Esto implica que la información más relevante para dirigir se encuentre organizada y sistematizada en una sola herramienta tecnológica e incorporada en el proceso directivo. En este sentido, el tablero de control integral debe tener múltiples usuarios y tipos de información integrada, desde la estratégica pasando por la directiva y llegando a la operativa más relevante, siempre dentro del marco de que la información para dirigir y no para operar. Cada uno de los indicadores seleccionados para un cuadro de mando integral debe formar parte de una cadena de relaciones causa-efecto que comunica el sentido de la estrategia de toda la organización.

PIENSA GLOBALMENTE, ACTÚA LOCALMENTE

Como ciudadano puedes contribuir a una mejora en el desempeño y organización de los Organismos Operadores de agua, proporcionando todos los datos que se requieran al reportar un problema en el servicio, contestando las encuestas y cuestionarios y desde luego canalizando las quejas de manera adecuada y completa. La palabra clave es retroalimentación, con ella las acciones de mejora serán enfocadas y concretas.

Para asesoría y detalles sobre los sistemas de información gerencial que se utilizan para gerenciar el agua, te recomiendo que acudas al Organismo Operador de tu municipio, a la Comisión del Agua del Estado de México, a la Comisión Nacional del Agua, a la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento o a la Universidad Autónoma del Estado de México donde con gusto, profesionistas en la materia te atenderemos.

Reciban un abrazo de su amigo, Luis Eduardo Mejía Pedrero. Comentarios al correo luislalo@yahoo.com.mx Twitter @cuencalerma o por Facebook

 

Leave a reply