politica-ambiental-nuevo-620x420

POLÍTICA AMBIENTAL

Por Ing. Luis Eduardo Mejía Pedrero

Inició sus trabajos la nueva Legislatura del Congreso del Estado de México y con ello la definición de sus posicionamientos, prioridades y la conformación de las comisiones legislativas, destacando la Comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia Vinculada a los Feminicidios.

Sin embargo, hay comisiones en el congreso en las que se requiere tener valor para tomar decisiones que no son aceptadas popularmente. Me refiero a la Planeación y Gasto Público, así como Legislación y Administración Municipal, pues son las que tienen que analizar y aprobar antes que el pleno, las nuevas disposiciones del Código Financiero del Estado de México que estarán vigentes durante el año  2019 referentes al cobro que realizarán las dependencias gubernamentales del nivel estatal y municipal.

Precisamente a estas comisiones les tocará la revisión, modificación y en su caso aprobación de las tarifas por la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento que serán la base del cobro que realizarán los Organismos Operadores y los Ayuntamientos a partir del primero de enero.

Ya en la entrega anterior se mencionaba que el carácter descentralizado de los organismos operadores hace que solo tengan recurso para todas sus actividades por el cobro de los servicios, así que el trabajo legislativo sobre el paquete fiscal del 2019 es tan delicado que una mala decisión puede “poner en jaque” a estas dependencias municipales”.

Es relevante el recordar que la mayoría de las legislaturas anteriores “se fueron por la fácil” en lo referente a las tarifas del agua: solo aprobar un incremento del mismo orden del dato oficial de la inflación anual, sin tomar en cuenta que el precio de los insumos se han incrementado hasta en una proporción de cinco veces el dato de la inflación. Cómo ejemplos están: la energía eléctrica,  hipoclorito de cloro, acero, cemento, herramienta, maquinaria de construcción, equipos electromecánicos (muchos de ellos de importación) y el costo que la Comisión Nacional del Agua y la Comisión del Agua del Estado de México cobran por los derechos de extracción y conducción.

Lo anterior, junto con niveles deplorables de recaudación o cobro del servicio a la ciudadanía, han hecho que los organismos operadores estén descapitalizados y “viviendo al día” con el evidente deterioro de la infraestructura y los servicios brindados, lo que genera un círculo vicioso pues la ciudadanía menos acepta pagar por servicios de baja calidad.

Reitero y de manera concreta lo expongo: los diputados de legislaturas anteriores no autorizaron un incremento necesario a las tarifas de agua, en aras de no poner en riesgo su imagen y capital político. Los que estamos dentro del sector hídrico tenemos la esperanza de que haya decisiones maduras, responsables, razonadas y congruentes.

PIENSA GLOBALMENTE, ACTÚA LOCALMENTE

Las tarifas vigentes para la ciudadanía por tener los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, las publicará el congreso local en la Gaceta del Gobierno del Estado de México durante el próximo mes de diciembre.

Para cualquier asesoría y apoyo en lo referente a estos rubros, a la ciudadanía y autoridades sugiero acudir al organismo operador de su municipio, a la Comisión del Agua del Estado de México, a la Comisión Nacional del Agua, a la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento o a la Universidad Autónoma del Estado de México donde con gusto, profesionistas en la materia les atenderemos.

Reciban un abrazo de su amigo, Luis Eduardo Mejía Pedrero. Comentarios al correo luislalo@yahoo.com.mx Twitter @cuencalerma o por Facebook

 

Leave a reply