ambietal

POLÍTICA AMBIENTAL

 Por Ing. Luis Eduardo Mejía Pedrero

En diversos foros, un servidor ha expresado recientemente, los retos que enfrentan las actuales administraciones municipales en materia de agua, ambiente e infraestructura.

Los municipios de Almoloya de Juárez, Almoloya del Río, Atizapán, Calimaya, Chapultepec, Capulhuac, Jalatlaco, Joquicingo, Lerma, Metepec, Mexicalcingo, Ocoyoacac, Otzolotepec, Rayón, San Antonio La Isla, San Mateo Atenco, Temoaya, Tenango del Valle, Texcalyacac, Toluca, Xonacatlán, Tianguistenco y Zinacantepec; comparten un recurso natural: el acuífero del Valle de Toluca, por lo que en materia de agua, es claro que la prioridad es preservar la principal y para algunas demarcaciones, la única fuente de abastecimiento.

Toluca, al igual que Metepec y Lerma, destacan en la región por contar en su territorio con la mayor cantidad de pozos profundos y de agua extraída. Sin embargo, no debe de olvidarse la singularidad de la Ciudad de México que cuenta con el Acueducto Alto Lerma con el que abastece a localidades diversas de once municipios del Valle de Toluca.

Datos de la Comisión Nacional del Agua indican que el acuífero sufre un déficit hidrológico de 136.7 millones de metros cúbicos, debido a que la extracción de agua en cerca de mil pozos supera la recarga.

Ahora destacan los municipios de Almoloya de Juárez, Calimaya, Lerma, Ocoyoacac, Tenango del Valle, Tianguistenco, Toluca y Zinacantepec, por dos factores: primero su extensión territorial y fuerte crecimiento urbano y segundo, por poseer zonas las principales boscosas que deben de ser restauradas para fomentar la infiltración de agua. El crecimiento urbano, está “impermeabilizando” la cuenca impidiendo la recarga.

Las consecuencias del déficit son la profundización del agua subterránea, el incremento en los costos de bombeo, el riesgo de contaminación, la desecación de lagunas y manantiales y la aparición de grietas o reactivación de las mismas, como es el caso de la tristemente célebre de San Pedro Totoltepec, que graves afectaciones generan a la ciudadanía en su patrimonio.

Para la atención del problema, al menos se ha dado inicio con una coordinación entre los municipios del valle que cuentan con organismo operador. La convocatoria iniciada por el Organismo de Agua y Saneamiento de Toluca ha logrado integrar a sus similares de Lerma, Metepec, Ocoyoacac, San Mateo Atenco, Tenango del Valle y Zinacantepec. Una de las primeras conclusiones es integrar a otros usuarios del agua, industria y servicios, para hacer un frente común, a través de la reactivación del Comité Técnico de Operación de Aguas Subterráneas, más conocido como COTAS.

Piensa globalmente, actúa localmente

A pesar de las medidas implantadas por los gobiernos federal y estatal de la “megalópolis”, continúan las contingencias ambientales con afectaciones a la salud y economía de los habitantes del Valle de México.

Es indudable que los modelos de crecimiento, actividad económica y movilidad de la región no fueron los adecuados y las autoridades están en un callejón sin salida. La comodidad, usos y costumbres de cerca de 25 millones de habitantes han terminado.

En el Valle de Toluca crecemos de manera semejante. “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”.

Reciban un abrazo de su amigo, Luis Eduardo Mejía Pedrero. Comentarios al correo luislalo@yahoo.com.mx Twitter @cuencalerma o por Facebook

Leave a reply