opinion-del-dia-2-620x420

PíntAle un Legado Artístico de Familia al Mundo...

Hola queridos lectores y amigos seguidores, sean bienvenidos a éste espacio único en donde el conocimiento encuentra su lugar y se deja consentir, se sumerge y se llena de luz y color entre nuestras líneas dándole vida a su imaginación y donde su capacidad de sorprender toma otra dimensión.

El tema de hoy en lo personal es fascinante y comenzaremos con la siguiente pregunta: El talento se hereda o se adquiere?

A  lo largo de la historia hay casos sorprendentes de generaciones que llevaron estampado en su sangre algún don determinado. Tanto la ciencia dura como la psicología trataron de desentrañar la naturaleza del talento. ¿Tendrá un componente genético o ambiental? ¿O una mezcla de ambos? Veamos que dicen los especialistas...

El ambiente es más importante de lo que se creía

«Me gustaría ser tan talentoso». Usamos esa expresión aludiendo a que esa persona tiene una suerte de ADN propicio para desarrollar esa tarea. Sin embargo, los experimentos no apoyan esta idea estrictamente genética del talento. La única diferencia es que los artistas más dotados practican una mayor cantidad de horas. Investigaciones posteriores apoyaron estas ideas, se cree que la causa última del virtuosismo de estos artistas son causa de la intensa tutela y estimulación de sus padres.

¿Y qué nos dicen de los genes? Todo parece indicar que no existen unos pocos «genes de inteligencia», sino que habría cientos o miles de elementos genéticos que determinarían nuestras habilidades cognitivas. Lo que está claro es que esta «potencialidad genética» depende directamente del entorno, si la persona es asistida y si permite ser ayudada.

El sentimiento creativo que se hereda; yo digo que sí existe.  Se crea porque se tiene la necesidad de mostrarle al otro lo que a uno le pasa por dentro. El arte, en todas sus formas, es un lenguaje. Y se manifiesta muchas veces en tomar el pincel, el lápiz y hacer el trazo fuerte de la misma manera que lo hacen los hijos que el padre o la madre, según de quien se herede el talento, tomar algún instrumento musical igual, etc...

Cada familia tiene sus propios talentos, en nosotros está detectarlos y fomentarlos entre nuestros hijos, en mi caso como ya lo he compartido antes, mi padre tiene la facilidad del dibujo desde que yo recuerdo, nos ayudaba a mis hermanos y a mí con las tareas artísticas, aunque se enfocó en mi cuando se percató de mi habilidad para ello, me impulso enfocando mi atención hacia ese mundo maravilloso de la pintura, y la música, respecto a la pintura comenzó acercándome un libro que definía las dimensiones de la figura humana, detallada en escalas como dibujar manos, pies, rostros, después siguió con un curso por correo también de dibujo, y así fue despertando mi interés cada vez más y más hasta convertirse en parte de mis actividades recreativas aun en momentos libres o de juegos, llegando a ser de lo que más amo hacer y me apasiona en la vida: Pintar.  Más adelante viviría la misma historia ahora con mi segunda hija Nena (María Elena Escamilla Ayala) quien desde temprana edad demostró su habilidad para dibujar y pintar, en su aspecto emocional somos bastante similares, y en la manera de proyectarse se manifestó igual, una sensibilidad que denota también y se expresa peculiarmente plasmando y expresándose así misma cada vez más intensa y firmemente. Ella se ha inclinado hasta ahora al claro oscuro más que al color, al blanco y negro, carboncillo y lápiz.

Con libertad de acción y una suerte de "don" heredado, puede que radiquen las claves para entender cómo el arte, en sus múltiples formas, se conviertan en los pilares de vida de alguien. "Descubrir la música, la literatura y escritura, fue para mí un camino de ida", lo afirmo con entusiasmo.

El talento es una cualidad poco frecuente, que distingue y singulariza a quien la tiene. Los artistas que lo llevan consigo mismos tienen un sello personal, que se vuelve universal cuando sus obras influyen sobre la sociedad y la cultura a la que pertenece.
Yo me siento una artista. No soy quien para evaluar si lo soy en mayor o en menor medida que alguien más, pero sí sé darme cuenta cuando alguien siente lo mismo que yo al tomar un lápiz y un papel. Es una sensación incomprensible, única y maravillosa. Miles de ideas disueltas por la mente que se unen todas en un mismo momento al unísono de un sentimiento instalado y a veces imperceptible para el mismo artista, pero importante al momento de colocarnos a nosotros mismos frente a él, ya que como espejo nos permite conocernos más aún. Sentir eso es una de las cosas más bellas que hay en el mundo. Pero hay muchas personas que no piensan lo mismo y le ponen miles de trabas a las que realmente desean luchar por esto. Esa es la historia de vida de gran parte de mi familia, mi padre para quien todo es un arte, su arreglo personal tan pulcro y combinado, la elegancia para preparar una mesa, cocinar y adornar los platillos, el decorar la casa y su buen gusto en todo cuanto hace, la selección de música, su escritura,  mucho de lo que él es y hace es así y siento que mi devoción hacia el arte proviene de él.

Así que a ciencia cierta no sabemos en qué porcentaje influyen los genes, pero de que si tiene relación además del entorno, sin duda tiene su importancia en escalas equitativas me atrevo a decir, si tienes alguna experiencia o sientes que cierta habilidad surge de tu interior, ese don que te distingue y te hace sentir cómodo con tu persona, te sugiero que te profundices más, investigues o  lo practiques más, te informes o sencillamente no lo limites, permítele tomar vida a través tuyo y conócete mejor, para todo ser humano es importante y valioso expresarnos así que hagámoslo !!!

Deseo te haya hecho sentir este tema cierto encanto, duda, cosquillas respecto a su contenido y que si tienes alguna duda, comentario o simplemente desearías compartir tu punto de vista te recuerdo que "No estamos solos" hay un espacio para ti en mi correo pintale73@hotmail.com o en mi página Facebook PíntAle Alejandra Ayala

Gracias por tu compañía y nos vemos pronto.... y yo, soy del color que me quieras ver.

Jessica Alejandra Ayala Lepe 

Píntale

 pintale

Leave a reply