m3

Piden en La Paz no Arrojar Basura a las Calles

Por: Eduardo Muñoz

La Paz, Méx.- Con el colector de El Pino que está próximo a concluirse, acabarán por fin las inundaciones en la cabecera municipal y las colonias Valle de los Reyes, Ancón, Magdalena de los Reyes y Valle de los Pinos, dijo a este medio el titular del Organismo Público Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OPDAPAS), Francisco Cerón Crisóstomo, quien hizo un llamado a la ciudadanía para que apoye a las autoridades no arrojando piedras, colchones, sillas y aparatos electrónicos a las alcantarillas y pozos de visita.

Manifestó que si la sociedad coopera, las redes pluviales tienen capacidad para desalojar las aguas de lluvia, “pero esto debe ser un trabajo conjunto entre pueblo y gobierno. No es posible que los automovilistas avienten bolsas de basura en pleno movimiento, o que algunas amas de casa salgan en las noches a arrojar desperdicios a los camellones”.

“Nosotros mismos nos hacemos el daño, ya que en la temporada de lluvias las redes se saturan –no se tapan-, y el agua tarda más en desfogarse”, señaló Cerón Crisóstomo, quien pidió a la población coadyuvar con el OPDAPAS limpiando las entradas de alcantarillas y barriendo el espacio exterior de sus domicilios.

Reconoció el servidor público que este municipio enfrenta muchos retos en materia de inundaciones. Para empezar, dijo, “tenemos 18 puntos de riesgo, debido a que cuando llueve, el agua baja de los cerros (incluido el de San Miguel Teotongo, del lado de la Ciudad de México), y se estanca en las partes bajas de La Paz, por ello vemos que los pasos a desnivel de la autopista México Puebla presentan tirantes muy altos”.

Destacó que para contrarrestar los efectos de las tormentas, muchas de ellas consideradas “atípicas”, personal del organismo trabaja día y noche para desazolvar alcantarillas, atarjeas y pozos de visita. Hasta el momento, añadió, “hemos saneado más de 7 kilómetros de redes y estamos laborando sin descanso porque las lluvias están encima”.

Precisó que para lograr un municipio sin inundaciones, se requerirían otros 7 colectores como el que se construye en El Pino, en el cual se invirtieron 25 millones de pesos con participación del gobierno federal, el del Estado de México, el Sistema de Transporte Colectivo Metro y las autoridades de La Paz.

Aseveró que el problema de las inundaciones es muy añejo en la localidad. Algunas redes tienen más de 50 años y ello genera complicaciones de desfogue, pero construir nuevas supondría inversiones millonarias.

No obstante, apuntó, “estamos haciendo esfuerzos importantes para superar con éxito los retos que implican las lluvias de este 2017”, finalizó.

Leave a reply