h3

Padres Divorciados Deben Favorecer Desarrollo de Hijos

Toluca, Méx.- En la Escuela Judicial del Estado de México –sede del taller-, psicólogas y trabajadoras sociales de los Cecofam expusieron diversos entornos y reacciones que los hijos enfrentan cuando sus padres deciden poner fin a la relación.

Las especialistas de los Centros de Convivencia señalaron que los niños pueden estar expuestos a hostilidad, rencor, falta de cariño y de respeto entre los padres; sin embargo, aseveraron que pese a la separación, los menores deben desenvolverse en un contexto donde el conflicto de la pareja esté separado de la función como padres de familia.

Dependiendo de su edad, los niños reaccionan de manera distinta, advirtieron las colaboradoras judiciales adscritas a los Cecofam; cuando son bebés la presencia de ambos padres es esencial, ya que crean lazos estrechos con ellos y no sólo con su madre.

En edades de 3 a 5 años, los pequeños llegan a manifestar estrés, presión, ansiedad y confusión a través de síntomas de enfermedades o malestares, pues ante el término de la relación, el niño debe separar sus emociones; entre 5 y 7 años de edad, los hijos pueden expresar conflictos de lealtades y comienzan a preguntar qué pasa con su familia, por lo que será necesario permitirle expresar lo que siente al respecto.

Cuando llegan a edades más allá de los 8 años de edad, pueden llegar a inclinarse por alguna de las partes, perciben el conflicto y son capaces de asumir parte de las dinámicas de separación.

Sin importar la edad, subrayaron las instructoras del curso, debe existir cariño por los hijos, comunicación y acuerdos entre las partes para abordar la separación desde la misma perspectiva; mantener la calidad de las relaciones afectivas, ya que estos lazos son determinantes para el futuro de los niños.

Cabe mencionar que durante el taller, las parejas no acudirán a las mismas sesiones, por lo que se abrieron grupos en diversos días y horarios,  a fin de no intervenir en los procesos judiciales en que se encuentran inmersos.

Los talleres psicoeducativo: “Separación de pareja, no de padres” y “Duelo como proceso de Aprendizaje” constarán de cuatro sesiones, tienen como objetivo fortalecer el vínculo padres e hijos de padres divorciados o separados y son organizados por el Poder Judicial del Estado de México, a través de la Dirección General de la Administración de los Juzgados Familiares.

Leave a reply