m3

Ordena Montalvo Liberar los Pasos Peatonales

Por Eduardo Muñoz

Valle de Chalco, Méx.- El presidente municipal, Ramón Montalvo Hernández, ordenó a la Dirección de Comercio y Normatividad liberar las áreas peatonales de la urbe, a efecto de que los habitantes transiten por ellas sin riesgo alguno.

Así lo explicó el titular de la dependencia mencionada, José Luís Galván, quien inició un recorrido permanente por calles y avenidas en busca de puestos metálicos que se encuentran colocados sobre banquetas y arroyo vehicular, obstaculizando el paso de peatones.

Una vez detectados, se localiza a los propietarios y se les invita a retirar su negocio del paso destinado a transeúntes.

De no obtener respuesta favorable, se procede a desalojar los puestos por medio de un vehículo grúa, enviándolos a un espacio municipal especial, donde posteriormente la persona que acude a reclamarlo puede acreditar la propiedad y rescatarlo mediante el pago de una multa.

José Luís Galván comentó que según denuncias de la ciudadanía, muchos de los puestos metálicos llevan varios años abandonados, inclusive se desconoce el paradero de su propietario; sin embargo, se le informa al vecino cercano sobre el lugar a donde es trasladado el bien inmueble para dar oportunidad al dueño de rescatarlo.

El funcionario dijo estar consciente que a algunas gentes que ejercen el comercio de manera informal en la vía pública, en puestos fijos o semifijos sobre banquetas y camellones, resultan afectados por la medida, sin embargo, previamente se les explican las facilidades que proporciona el gobierno municipal para ejercer su actividad comercial de manera ordenada y sin dañar a terceros.

Añadió que el propósito del titular del ayuntamiento tiene que ver con la demanda ciudadana de proteger la integridad física de las personas que transitan por la banqueta, y que, por encontrarse obstaculizada, se ven en la necesidad de bajar al arroyo y poner en riesgo su vida.

Cabe destacar que varios de estos establecimientos se encuentran abandonados y sólo han servido como refugio de malvivientes y criadero de fauna nociva. Lo mismo sucede con vehículos añejos estacionados en la calle, los cuales también son utilizados como cueva de viciosos y nido de delincuentes.

 

Leave a reply