Prin2

No permitirán más violencia ni abusos a mujeres indígenas

Por: Sergio Nader O.

Toluca, Méx.- Como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena, la Secretaría de la Mujer de la Central Cardenista Campesina ha puesto una especial atención a la situación y condición en la que se encuentran las mujeres indígenas que participan en su organización, así como también aquellas que no se encuentran en la misma.

Por tal motivo, hace el llamado para transversalizar las buenas prácticas que permitan el acercamiento de las mujeres indígenas a mayores beneficios y mejoras en el campo, así como participar y opinar sobre las problemáticas que afectan a sus producciones agrícolas y pecuarias, sugerir y proponer soluciones a las mismas, y a que sean escuchadas en sus lenguas, considerando las especificidades culturales de cada pueblo al que pertenecen.

En reunión, las representantes de la Secretaría aseguran que dentro de su organización, los hombres sean indígenas o no, participan de manera respetuosa, no racista o clasista y abonando a consolidar como una organización respetuosa de la diversidad y protectora del campo en el respeto al ambiente.

Reiteraron que no se van a detener para denunciar y señalar los abusos cometidos contra las mujeres indígenas, ni permitir la violencia hacia las mujeres, por lo que es necesario declarar abierta y tajantemente que las agresiones hacia cualquier mujer de esta agrupación o fuera de ella no se permitirán y desplegarán todos los recursos e infraestructura su alcance para defenderlas.

“No queremos que se repitan eventos de masacres y asesinatos de mujeres, este día se reconoce a las mujeres indígenas, es de memoria, verdad y justicia. Bartolina Sisa, mujer Aymara de Perú que luchó contra los usurpadores españoles y que su cuerpo fue despedazado para luego ser exhibido públicamente no es un caso ajeno. Hoy en día no más asesinatos de mujeres indígenas a mano de los usurpadores de territorios, no más asesinatos contra mujeres por cuestiones de género, racismo o clasismo, por la vida la memoria histórica, la justicia y la paz de las mujeres en sus pueblos y comunidades porque cada mujer acceda tener una vida digna desde sus propias cosmovisiones”, expresan.

Así mismo, lucharán para que el trabajo no remunerado, que ha sido motivo recurrente de preocupación en los compromisos y tratados internacionales para el avance de las mujeres, confirme la importancia de su participación para el funcionamiento de la familia y la sociedad. “El  empobrecimiento de las mujeres a no tener alcance de dinero o patrimonio dentro de este trabajo, y se encuentra en actividades agrícolas, siembras de parcelas, huertos, animales de corral y otros animales de carga, de autoconsumo, recolección de frutos silvestres o árboles frutales, de sus regiones, así como producciones artesanales que son por lo general pagadas a muy bajos precios”.

Recordaron que hasta antes de 1983 las mujeres indígenas estaban invisibilizadas y no eran reconocidas como sujetos de derechos, por lo cual hoy más que nunca es necesario refrendar el compromiso para garantizar una mejor calidad de vida y derechos a las mujeres indígenas.

Cabe destacar que a partir de la encuesta intercensal 2015, se cuantifica un total de población indígena de 12 millones 25 mil 947 personas que constituye el 10.1% de la población nacional. Del total de población indígena estimada, son 6 millones 146 mil 479 mujeres, lo que equivale al 51.1%. El 26.8% de la población indígena no ha cursado ningún grado escolar siendo más del 50% las mujeres. El 25% de mujeres indígenas está en situación de rezago educativo a nivel nacional y el 16% de los hogares de población indígena tienen jefaturas de familia a cargo de mujeres. Además del 25.6 % de las mujeres participa en actividades económicas siendo mujeres indígenas de entre 12 y 49 años que tienen en promedio de 2.2 hijos.

Leave a reply