molcajete

Molcajete

“México moderno y exitoso”

Om Christian A. Pechir

Hace algunos días, Enrique Peña Nieto, en el marco de la ceremonia de graduación de la Heroica Escuela Naval Militar en Veracruz, dio, de nueva cuenta, carnita para demostrarnos que el único que vive en el México moderno y exitoso, es él.

Y es que, por una parte, Peña Nieto destacó que, con el actual modelo educativo, los jóvenes serán adultos exitosos y que su sexenio está cerca de los tres millones de empleos. Aquí la cuestión es que México es el tercer país dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico con mayor número de jóvenes que no estudian ni trabajan. Además, entre los países de la OCDE ocupamos el último lugar en expectativa de graduación de bachillerato con sólo el 47%; un 43% de la población de 15 años o más no tiene educación básica completa; y poco más del 50% de los mexicanos evaluados en la prueba PISA, no cuenta con las habilidades mínimas para enfrentar los retos del nuevo orden internacional.

Asimismo, según cifras y estudios, de cada 100 estudiantes que ingresan a la primaria; el 70% completa la educación y sólo el 35% la termina; el 8.5% de la población tiene licenciatura; y la educación de los indígenas, ya mejor ni nos metemos; nos vamos a deprimir más.

Pero esto no es todo querido lector, de acuerdo con la evaluación realizada por Mexicanos Primero de la Alianza por la Calidad de la Educación, arrojó que se encontraron 16 mil 433 maestros que no tienen la capacidad de desempeñarse como tales; y el problema, en teoría, no debiera ser el recurso, ya que el gobierno destina un porcentaje considerable a este rubro, pero como pasa en México con los presupuestos, entre el 85% y 90% van destinados a la nómina, por lo que consecuentemente, el dinero se vuelve insuficiente. Con estas cifras –que me cuestiona si los asesores de Peña Nieto se las habrán proporcionado a la hora de dar su discurso- ¿el modelo educativo efectivamente será exitoso?

Por la otra parte, en el marco de esta misma conmemoración, el brillante presidente afirmó que durante su gestión se han establecido las bases del México moderno, ya que el país es distinto al de 2012 y que “ha cambiado el rostro a la economía”. No se usted, pero las únicas bases que se han establecido durante este sexenio, y que sí, ha cambiado los rostros, pero de los mexicanos son el de la corrupción, tráfico de influencias, impunidad, inseguridad, violencia e instituciones prostituidas. Agrega nuestro presi: “nada es fortuito y la transformación ha sido una obra colectiva de todos los mexicanos; claro que la tarea aún no está terminada”.

Efectivamente, todo este cataclismo no es fortuito, ya que la transformación que menciona Su Majestad verdaderamente ha sido una obra colectiva de todos los mexicanos que son sus cuates y que se han encargado de hundir al país; y por supuesto que la tarea aún no está terminada porque a los corruptos no los acabamos de ver en la cárcel.

Y sigue la mata dando, ya que el ilustre en su mismo discurso señaló que los frutos de la transformación se verán con el transcurso de los años “como ocurre siempre con los proyectos de mayor trascendencia e importancia”. El punto aquí es que, al parecer, esos frutos de la transformación son los que seguramente se refirió Maximiliano de Habsburgo hace algunos añitos; y los mexicanos “nomás” abajo del árbol esperando que caigan.

Una más y nos vamos. Señaló también: “son resultados que deben llenarnos de satisfacción, ese es el sentido de la trasformación pensada para que los jóvenes mexicanos se conviertan en los adultos exitosos del mañana”. Pues de igual forma estimado leedor, yo creo que los resultados a los que se refiere el presidente sólo satisface a sus fieles a los que con su valerosa espada los ha ordenado. Y a los jóvenes que se convertirán en adultos exitosos, seguramente se refiere a los mirreyes hijos de los legendarios caballeros de la Mesa Redonda.

Usted no se preocupe, si piensa que hay crisis, seguro es la que tiene en su mente. Y por los frutos, ni se agobie, seguro a sus bisnietos les tocará una manzanita.

Feliz semana.

@OmPechir

 

Leave a reply