h1

Mexiquenses Acuden a la Restauración de sus Imágenes Religiosas

Nota: Laura A. Velásquez

Fotografía: Jaime Arriaga

Toluca, Méx.- Con más de 50 años dedicado al oficio de la restauración y reparación de imágenes religiosas, el señor Juan Carlos Maciel Martínez, apodado “El Pollito” que recibe a sus clientes en el Jardín Zaragoza de la capital mexiquense, quienes acuden específicamente con él para la “retocadita de sus santitos” y llevarlos a la celebración que la tradicional misa católica que se realizará este 12 de diciembre en honor a la Virgen de Guadalupe.

En entrevista, el restaurador confirmó que inició en este oficio a la edad de 15 años, por lo que este oficio viene desde una tradición familiar, en la que su abuelo fue el que dio inicio, pasó a su padre y este le enseñó y a su vez, para continuar con las enseñanzas actualmente su hijo ya empezó a pintar.

En pleno mes de diciembre, Maciel Martínez resaltó que sus pedidos  llegar antes de las fechas religiosas, por lo que para este 12 y 24 de diciembre ya tiene trabajo que entregar, en los que además de pintar y retocar, arreglan cualquier parte del cuerpo de la imagen, que en su mayoría, son figuras de bulto del Niño Dios y Virgen de Guadalupe, además de figuras como los Reyes Magos, animales y ángeles del tradicional nacimiento a los que les arregla desde sus rostros hasta cualquier parte del cuerpo.

En este contexto, el restaurador comentó que este no es el único lugar donde se instala para las reparaciones en estas fechas, sino que cuenta con su taller que al mismo tiempo es su casa y está ubicado en la calle en Santiago Tlaxomulco en el Barrio de San Luis Obispo de nombre “El Pollito”, que atiende desde años atrás.

Confirmó que dependiendo del daño, es el costo de la reparación, ya que tiene que igualar tonos y dejar todos los detalles, los cuales dependiendo del tamaño pueden llegar hasta los 800 pesos, ya que tienen que igualar tonos.

Finalmente, el restaurador resaltó que sus tres hijos aprenden este arte, para seguir con la tradición de generación en generación, por lo que confía que la labor perdure ya que comentó, que la mayoría de las imágenes que restaura o repara tienen mucho tiempo de antigüedad, por lo que confían en quienes se quedan con éstas para seguir ocupando un lugar en sus hogares.

 

Leave a reply