d1

México Tiene Nuevo Ídolo Superpluma

Por: Dioney Hernández

Ciudad de México.-El actual campeón mundial juvenil peso superpluma del Consejo Mundial de Boxeo, Eduardo “Rocky” Hernández asegura que su presente no es un sueño, es una realidad, que implica mucha responsabilidad, que requiere muchos sacrificios, sin embargo, todo lo que ha hecho ha valido la pena.

“He escuchado a muchos boxeadores que dicen, si yo hubiera, si me viera, yo creo que él hubiera no existe, las cosas pasan porque uno trabaja para que ocurran, yo no estoy viviendo dentro de los sueños, yo vivo una realidad”, asegura.

Como campeón mundial “es una gran responsabilidad porque cada día que pasa hay más gente a la que sabes que no les puedes fallar, que esperan mucho de ti y que sabes que tienes que seguir avanzando porque todos los días se aprende algo más”.

A corto plazo, “a cinco años yo me veo ya como campeón mundial, peleando en Las Vegas, y porque no, peleando por un cinturón Huichol, un Cinturón Diamante que es lo más cotizado para todo boxeador, hoy ya dimos el primer paso que es el Campeonato Mundial Juvenil y ya somos de los diez mejores del mundo”.

El precio de la fama “mucha gente no se imagina que hay que hacer muchos sacrificios, a veces dejar a la familia en momentos importantes, como ahora que me toco pelear y dos días antes era el cumpleaños de mi papá, y yo concentrado para la pelea, ni modo, no pudo estar con él pero en todo momento me acuerdo de él y cada que salimos con la mano en alto le dedico mis triunfos”.

Tras su victoria el pasado fin de semana en León, Guanajuato, por nocaut frente al argentino Raúl Horacio “El Látigo” Centeno, el joven campeón tomara unos días de descanso antes de regresar al gimnasio y preparar su siguiente compromiso.

Leave a reply