d3

Máxima Rivalidad en la Liga

Por: Jimena Bañuelos (España)

Todos jugaron el sábado, eso sí, cada uno a su hora. La Liga sigue al rojo vivo porque ni el Barcelona, ni el Atlético de Madrid, y por supuesto, ni el Real Madrid cedieron los tres puntos a sus rivales. Estaban obligados a cosechar la victoria y los tres lo hicieron. Hubo goles pero también hubo polémicas. Vayamos por partes.

Cuando muchos españoles estaban durmiendo la siesta, en Vallecas el Real Madrid, sin Cristiano, se vio las caras con un Rayo que hizo sufrir a los de Zidane más de la cuenta. Los de Jémez tenían que saltar al terreno de juego a por todas para alejarse de los puestos de descenso y así lo hicieron; porque el dos a cero que mostró el marcador llenó de ilusión a un equipo que sueña con la permanencia. Pero el Real Madrid no quiere ceder en la Liga y comenzó una remontada que terminó con un dos a tres a favor de los merengues. En el conjunto blanco hubo cambios en el once titular, muchos de esos nombres reivindican algo más a su entrenador. De Vallecas salió lesionado Benzemá.

Después, el punto de mira estuvo en el Vicente Calderón. El Atlético de Madrid recibió al Málaga siendo conocedor del resultado del Real Madrid. Sabían que no podían fallar. A las seis de la tarde, la lluvia dejó de caer en la capital española y el Atleti comenzó un encuentro intenso que puso de cara el gol de Correa. El uno a cero del marcador no se iba a mover más hasta el final. Y a pesar de que los tres puntos debían ser los protagonistas no lo fueron. Simeone fue expulsado por un balón que salió desde su banquillo al terreno de juego en una jugada de ataque del Málaga. La roja al entrenador rojiblanco se debió a que no se pudo identificar al lanzador de la pelota. Ahí queda eso.

Y cerró el Barcelona la lucha por la Liga con una goleada al Sporting de Gijón. Los blaugrana tenían una presión extra al saber que ninguno de sus rivales directos había dado tregua. Así que los de Luis Enrique debían regresar a la Ciudad Condal con tres puntos bajo el brazo. Seis goles concedieron a los culés una clara victoria, eso sí, no exenta de polémica por un despeje de Piqué que podía haber sido un penalti a favor del Sporting. Era el minuto cuarenta y cuatro y quizás los rojiblancos hubiesen podido empatar a uno. Dejando al margen el marcador, Piqué se molestó con la prensa a la que acusó de manipular la información sobre su posible mano… En fin, las opiniones son libres.

La Liga sigue buscando a su campeón. Los equipos siguen peleando por ella, de momento, esta semana el Atlético de Madrid y el Real Madrid buscarán encauzar la semifinal de la Champions. El Bayern de Múnich y el Manchester City son sus rivales a batir. “La Orejona” también espera a los mejores.

Leave a reply