barrera-n-620x420-2

MANIFIESTO DE LA SOCIEDAD CIVICA MEXICANA

 

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Siguen los innumerables acciones de protestas en contra del aumento de los combustibles en México, como vimos en la pasada firma del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, que no fue bien vista las dichosas propuestas sobre los ejes que puso en la mesa el gobierno federal de parte de varios representantes empresariales y líderes sindicales, siguen las marchas, en fin el caos es lo que impera por todas las latitudes de nuestra cada vez más pobre nación.

Realmente no sirve de nada el protestar de estas formas considero, ya que afectan a terceros que al igual que los mortales que se manifiestan se ven afectados y ellos son los menos responsables de esto, ni saquear comercios ni cerrar carreteras, porque solito el pueblo afecta al pueblo.

Un ejemplo de cómo se deben de hacer las cosas lo vimos con un manifiesto de doce puntos que dio a conocer la Asociación Civil llamada Sociedad Cívica de México en voz de su presidente el licenciado Gaspar Antonio Ruíz Tenorio, que siguiendo las formas que se requieren y haciendo propuestas lógicas y serias dio a conocer este documento, y por supuesto que en este espacio lo inserto íntegro para que usted ilustre lector lo conozca, el cómo se tienen que hacer las cosas.

La Sociedad Cívica de México A.C., que engloba en su seno a liberales progresistas de México preocupados por fomentar en el país la formación ciudadana dentro de los valores cívicos, éticos y morales que distinguieron siempre a los próceres que le dieron forma y estructura a la Nación Mexicana y dado el periodo crítico en el que se encuentra nuestra patria, manifiesta.

1.- Es momento en que los mexicanos nos reunamos en torno al ejemplo de lo héroes que nos enorme sacrificio nos dieron patria, libertad y un lugar de reconocimiento y respeto en el concierto de las nacionales del mundo.

2.- Es con base de esos paradigmas que privilegiaron el interés nacional y el bienestar social de las clases más desprotegidas, como puede y debe entenderse el ejercicio del gobierno democrático, que si del pueblo emana es por y para el pueblo para quién debe gobernar.

3.- Cuando la estructura del poder falla el equilibrio de la república se rompe. Nuestro país para por una de las crisis más severas de su historia remota y reciente y es preciso reconocerlo por parte de quienes tienen l responsabilidad de los poderes del Estado.

4.- El nivel de aprobación de los poderes Ejecutivo Federal, estatales y municipales es mínimo y el descrédito, desprestigio y rechazo popular es inocultable y creciente.

5.- Si aún es tiempo -y esperemos que lo sea-, de recuperar la nobleza de la política como el arte del bien hacer en favor de las mayorías y de los grandes intereses nacionales, ello sólo será posible si se corrige el rumbo en las materias de: seguridad pública y seguridad nacional, política social dirigida a programas del estado de bienestar, defensa de los bienes patrimoniales propiedad de la nación y medidas reales y efectivas contra la corrupción gubernamental que ha alcanzado a todos los niveles, partidos y poderes fácticos asociados.

6.- No es con la receta del falso nombre del neoliberalismo y la globalización económica que promueve el agio trasnacional y su acatamiento estricto por parte de los gobiernos, como se protege a los pueblos mayoritariamente pobres y en los límites de la miseria extrema.

7.- Es por todo lo anterior que invocando siempre los principios universales de la libertad, igualdad y fraternidad y solidaridad en tanto a la justicia social, hacemos un llamo a los poderes de la unión para actuar patrióticamente al lado del pueblo y tomar medidas que redunden en su beneficio, para que el estado de crispación en el que está envuelto el país desaparezca y entremos en el camino de la concordia nacional.

8.- Concebimos como medidas fundamentales e inmediatas, la revocación de los efectos perniciosos de la fallida Reforma Energética que han conllevado al aumento de los precios a gasolinas, gas de uso doméstico y tarifas de electricidad, y el pleno fortalecimiento de los programas sociales que otorgan un mínimo de acceso de las clases pobres a la redistribución del ingreso nacional.

9.- Planteamos que ante la evidente crisis detonada por la supuesta eliminación del precio a las gasolinas y carburantes, se proceda en un acto de congruencia política a un verdadero programa de austeridad republicana que implique la reducción substancial de las percepciones económicas de funcionales en los altos cargos de las Administraciones Públicas Federales Centralizada, Descentralizada y Paraestatal, así como de los Gobernadores de los Estados y Presidentes Municipales, Senadores y Diputados Federales y Locales y el escándalo dispendio de los Poderes Judiciales, Federales y Estatales, Procuraduría de Justicia y órganos electorales nacionales y estatales.

10.- Nada más lastima a un pueblo pobre, que la corrupción y el enriquecimiento9 ilícito de los malos gobernantes, debe darse ya sin evasivas, un régimen jurídico eficaz que combata la corrupción en todos los niveles y que ejemplifique la conducta ética de gobierno y gobernados.

11.-Rechazamos la violencia en todas sus formas, la del gobierno que sofoca el justo reclamo popular y la de los infiltrados y delincuentes que se aprovechan de la manifestación y protesta para robar, destruir y afectar derechos de terceros ajenos a las causas del descontento original.

12.- Hacemos un llamado a la unidad en torno a nuestros altos valores nacionales que nos han sacado adelante en los pasajes más complejos de nuestro devenir como nación:

-El llamado es al Gobierno para que actúe sin reservas en favor del pueblo.

-El llamado es la ciudadanía, que como pueblo debe reconocerse a sí mismo en sus valores de fraternidad y la riqueza cultural común de más de treinta siglos que nos hace únicos como nación.

-El llamado es a los hombres libres y de buenas costumbres para que como líderes en su entorno familiar, social, laboral, académico, profesional, empresarial, educativo, público, privado o social, con pensamiento libre, crítico y propositivo, conduzcan al país en el límite de sus capacidades personales, individuales y colectivas hasta la concepción del México justo y libre, y verdaderamente democrático por el que lucharon nuestro próceres y que no podemos permitir que se siga dilapidando a costa nuestra, de nuestros hijos y de las futuras generaciones de mexicanos: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

 

Leave a reply