barrera-n-620x420-2

LOS PRIMEROS CIEN AÑOS

 

Ha tenido más reformas que artículos pero permanece por ser un icono de la Revolución Mexicana.

Ninguna ley por encima de la Constitución Federal.

Análisis de los sentimientos de la nación.

 

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Aunque se celebran hoy los cien años de la creación de nuestra Carta Magna aún vigente, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que fue aprobada por el congreso constituyente en 1917 en la ciudad de Querétaro, no muchos saben ciertas cuestiones particulares.

Pero bueno, eso tal vez hasta en la escuela nos lo enseñan, pero vale la pena hacer comentarios que tal vez no todos sepamos y dentro de ellos, cabe citar de que la importancia de dicha constitución, es que no puede existir, ley, código, ni constitución particular de cualquier estado que esté sobre ella. Al respecto cabe mencionar de que esa constitución del 17, como popularmente se le conoce no fue la primera que hubo en México, pero sí la que encierra todos los ideales por los que perdieron la vida más de un millón de mexicanos en la revolución de 1910, por lo que es considerada como la verdadera expresión revolucionaria.

En la actualidad muchos dicen que se encuentra ya fuera de tiempos y que es necesario hacer una más, pero tan importante y emblemática es su imagen que han preferido hacerle más modificaciones que el número de artículos que tiene, en síntesis es que es la verdadera Carta Magna, más de cuatrocientos cambios a solamente ciento treinta y seis artículos en su historia, es algo que solo en México se puede ver.

El origen de las constituciones tienen como motivo el regir lo que se puede y no se debe de hacer, los derechos a los que tenemos todos los nacidos en esta bella tierra y la regulación de la vida política, pero no siempre ha sido así, en el pasado algunas constituciones han sido centralistas, es decir, que establecen el poder en un solo órgano que controla todas las decisiones políticas del país y otras federalistas, como la actual, que reconocen la soberanía de los estados pero cuentan con mecanismos de coordinación para asuntos de la República como un todo.

En la historia cabe citar de que Cartas Magnas hemos tenido primeramente el Acta constitutiva de la Federación y la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, de 1824; Las Siete Leyes Constitucionales, de 1835-1836. Las Bases orgánicas de la República Mexicana de 1843.

El Acta constitutiva y de Reformas de 1847. La Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, de 1857, y finalmente la actual es que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de 1917. Principalmente cabe citar de que en la primera constitución que fue la de 1824, de las primeras precisiones que ahí se insertaron: se descarta todo tipo de legislación extranjera y se proclama el ejercicio absoluto de la soberanía y la autodeterminación, esta ley viene a ser inspirada en los mismos sentimientos de la nación, creados por José María Morelos en 1813 y la Constitución de Apatzingan en 1814.

La constitución de 1824 dio vida en México al federalismo, y entre sus disposiciones figuran las siguientes: La soberanía reside esencialmente en la nación. Se constituye una república representativa popular federal. División de poderes en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La religión católica es la única oficialmente autorizada. Libertad de escribir y publicar ideas políticas sin censura previa. Congreso integrado por las cámaras de Diputados y Senadores. Se deposita el Poder Ejecutivo en una sola persona y se instituye la Vicepresidencia. Para hablar sobre la actual Constitución cabe citar que el primer jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza, convocó en diciembre de 1916 al Congreso para presentar un proyecto de reformas a la Constitución de 1857.

El documento pasó por una numerosa serie de modificaciones, revisiones y adiciones, en un esfuerzo por plasmar en su contenido la nueva realidad del país.

En el Teatro de la República de la ciudad de Querétaro, fue promulgada el 5 de febrero de 1917 la nueva Constitución, que actualmente nos rige. En ella se establecieron los ideales revolucionarios del pueblo mexicano con un marcado contenido social y se plasmó un gobierno para todos los mexicanos sin distinción de raza, credo, condición social o política, prácticamente en dicha Carta Magna estableció plenamente las garantías individuales y reconoció los derechos sociales, como el de huelga y el de organización de los trabajadores, el derecho a la educación; así también la libertad de culto, la enseñanza laica y gratuita, la jornada de trabajo máxima de 8 horas y se reconocieron como fundamentales la libertades de expresión y la asociación de los trabajadores, así como establecer una forma de Gobierno republicana, representativa, demócrata y federal. Se refrendó la división de poderes en Ejecutivo, Judicial y Legislativo.

Este último pasó a conformarse como sistema bicameral, constituido por una cámara de Diputados y una de Senadores; también es fundamental en esta Constitución lo que establece la no reelección y ratificó el sistema de elecciones directas, suprimió la vicepresidencia y otorgó una mayor autonomía al Poder Judicial al tiempo que más soberanía a los estados. Creó el municipio libre y estableció un ordenamiento agrario relativo a la propiedad de la tierra.

Dentro de las reformas más representativas que se han tenido de nuestra constitución desde su creación se puede precisar que en el 53, se otorgó derecho de voto a las mujeres, y de 1969, en que se concedió la ciudadanía a todos los mexicanos mayores de 18 años, y las diferentes reformas electorales de 1977, 1986 y hasta hoy 2014, 1989, 1990, 1993, 1994, y 1996; HASTA AQUI MIS LINEAS...

www.elvalle.com.mx/columnas/desdelabarrera

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

TWITTER; @tubalcain.garza

 

Leave a reply