h2

Llaman a Universitarios Mediante Campaña al Desuso de Unicel

Nota: Laura A. Velásquez

Fotografía: Jaime Arriaga

Toluca, Méx.- Karina Mejía Segura, encargada del Proyecto de Residuos Sólidos de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), resaltó que con el objetivo de generar conciencia entre la comunidad universitaria sobre el consumo responsable de residuos, por primera vez, la Dirección de Protección al Medio Ambiente de la casa verde y oro lanzó de manera permanente la campaña de Reducción de Residuos de Unicel.

Derivado de que uno de los residuos que genera mayores problemáticas de contaminación es el polietileno, mejor conocido como unicel, al no ser biodegradable y su producción en grandes cantidades por su bajo costo, ocasiona problemáticas ambientales severas, la máxima casa de estudios emprendió por primera vez esta campaña, en la que se incluyen las cafeterías UAEM.

Al comprar los alimentos en las cafeterías UAEM y llevar un topper o vaso para evitar hacer uso de utensilios de unicel, se beneficiará al comprador con descuentos de 50 centavos y hasta 1 peso, a fin de incentivar el desuso de este material no renovable y altamente contaminante.

Elaborado a base de petróleo, el polietileno o unicel es un material no renovable por lo que tarda hasta 500 años en degradarse “esto representa una gran problemática en los rellenos sanitarios y en los tiraderos clandestinos”, destacó la universitaria.

A iniciativa de los becarios que operan la separación de los residuos, la encargada del proyecto de Residuos Sólidos en la UAEM, comentó que fueron los mismos jóvenes que determinaron que uno de los desechos que más problemáticas les genera y por lo tanto,  encuentran en mayores cantidades en los espacios universitarios, es el unicel.

Informó que en cada uno de los espacios universitarios hay contenedores que recaban los residuos, pero por el volumen que representa el unicel, este ocupa una gran cantidad de espacio en estos mismos.

Al ser la primera vez que realizan este tipo de campañas, Mejía Segura comentó que es importante generar sinergias de trabajo entre la comunidad universitaria y las cafeterías UAEM, espacios en los que mayormente se consume este tipo de materiales que por su precio, resulta accesible dar en alimentos “sobre todo cuando son para llevar”.

Reconoció la importancia de implementar esta campaña con la comunidad universitaria debido a que registra 89 mil universitarios, por lo que prevé que de implementar este tipo de acciones sería un gran impacto a nivel estado, sobre todo por la problemática que representa.

Aunado a esto, confirmó que el unicel es un residuo que las empresas piden de manera específica que esté limpio y entregue un camión del mismo material que a la larga generaría un foco de infección si se recaba dentro de los espacios académicos.

Para complementar la campaña, Mejía Segura señaló que para abatir el uso de unicel en los comedores utilizan losa, por lo que optan por reducir el uso de productos de politileno.

Aceptó que la cultura de separación de residuos ha aumentado notablemente, pero aún falta mucho por trabajar sobre todo en materia de educación, por ello, planteó ser muy enfáticos en este tipo de campañas.

Leave a reply