guionbajoatole

LIMÓN CON LIMÓN

 Diablo con vestido, con vestido, diablo con vestido azul

PURGATORIO:

Estimadas almas en pena de este Infierno hoy como en la canción de Vicente Fernández “Hablando de mujeres y traiciones” les quiero platicar de una mujer divina, divina y traicionada ella es Josefina Vázquez Mota, Chepina: Mujer divina de la democracia hecha bolas;  mujer que buscará la silla de Lerdo #300 en este Infierno que lleva décadas pintado de rojo, mujer que conoció la palabra Traición en todo su esplendor gracias a Felipillo, mujer que se vio sola y boicoteada en su pasada candidatura y quien el día de hoy convocó a todos los liderazgos de Acción Nacional, del Estado de México y del país a trabajar por el sueño de nosotros los mexiquenses.

Yo si sueño Josefina, sueño entonces, sueño con que no termines siendo como la Josefina de Napoleón y que al rato tus queridas animas de este Purgatorio leamos en las portadas de los diarios a Ricardo Anaya recitando: “Adiós, mi querida Josefina, resignaos como yo, y no dejéis de recordar al que jamás os olvidó”.

PARAÍSO:

Miren a la puerta ya llegó, pelo largo y single play , lentes negros y botas de charol; escoltada por camionetas blancas y a su costado Juan Carlos Núñez Armas, llegó Josefina, llegó la luz al final del túnel de Ricardo el ególatra y pragmático Anaya, llegó su reina de diamantes para tratar de quedar por lo menos en segundo lugar en una elección que Ricardo sabe perdida, una elección que Ricardo sabe que le va a costar sangre, sudor y lágrimas a su querida Chepina, pero al ególatra Anaya no le importa derramar hasta la última gota de sangre azul con tal de lavarse un poco el rostro de vergüenza y poder ser presidenciable; pobre Josefina, saliste del terror de los sacrificios en piedra para caer en el horror de la Inquisición, ni hablar ojalá sigas sin el temor a los poderosos, que solo migajas de dejan porque sin afán de bajarte de la nube en la que andas, esas fuerzas de las que hablas, esos poderosos y esas migajas, se anidan como escorpiones en tus alfombras y te llevaron de la mano a tu simulada candidatura de unidad, solo para poder sacar ventaja de ello y si no me crees pregúntale a tu dirigente el EgoBoy de Anaya.

INIFERNO:

Josefina, querida Chepina yo sé y tú sabes que dicen por ahí que “No hay que llegar primero, sino hay que saber llegar” pero en está ocasión precisabas tiempo Josefina, precisabas llegar en el tiempo necesario y adecuado, como lo narró Mario Benedetti, precisabas tiempo,  “tiempo para esconderme en el canto de un gallo y para reaparecer en un relincho y para estar al día” para estar al día Josefina, al día con los sueños de los mexiquenses a quienes pretendes defender del obscuro Leviatán que te han encargado destruir, tiempo Josefina para luchar contra la indiferencia histórica de tu partido a los problemas del Infierno Mexiquense, tiempo Josefina para planear que contestarás a las familias mexiquenses cuando te pregunten ¿Qué hiciste con los millones de pesos que te otorgaron para apoyar a los migrantes?, tiempo Josefina es el que te hará falta para vestir al diablo de azul.

Leave a reply