sotano-uno-620x420

Las Razones de Colombia al NO

 

  • Colofón: Constructores dicen “Hasta Aquí” a corruptos
  • Susurros: Las piezas del PRI

 

Raúl Mandujano Serrano

 

Las razones de Colombia.- El hacedor de los bargueños informativos recuerda cuando en 1999, el presidente colombiano Andrés Pastrana signó con Bill Clinton el llamado, en ese entonces, Plan Colombia. Se trataba de un acuerdo bilateral para revitalizar la economía y restaurar la paz mediante una estrategia anti narcótica. La injerencia norteamericana no era gratuita, buscaba prevenir y frenar el flujo de drogas ilegales a Estados Unidos, mientras que Colombia ingenuamente pretendía la paz, el desarrollo económico e incrementar la seguridad. El plan falló, la guerrilla, grupos violentos y la mafia preferían la guerra… En el fondo, también los políticos.

Por ello, por este antecedente y otros esfuerzos frustrados, la firma de paz con las FARC se acerca más a una ofuscación que a un deseo, anhelo sí, pero no bajo las condiciones del tirano. Si bien muchos especialistas coinciden en que esta negociación de más de 4 años fue iniciativa del propio Barack Obama, para otros era una clara estrategia de las FARC, de su líder, Rodrigo Londoño (a) “Timochenko”, para llegar al poder en una supuesta democracia, en un traicionero perdón.

Ingrid Joanna (asesora –desde hoy- del amanuense en asuntos para Latinoamérica) lo dice bien: “Colombia no quiere ser otra Venezuela, ni otra Cuba. Si el voto fue en contra, se debió a que no se puede entregar el poder a quienes secuestraron a niñas y niños para convertirlos en guerrilleros, tampoco para quienes robaron tierras y saquearon hogares, para quienes asesinaron. ¿Por qué ahora debemos entregarles propiedades, sueldos, curules, por qué gastar millones cuando en la región de la Guajira mueren de hambre?”. Luego entonces, sólo habrá paz cuando haya que comer, empleo y seguridad, se vea más por los ciudadanos que por los intereses externos.

Y acota: “Aceptar esta paz, es tanto como permitir que otros grupos de criminales, de secuestradores o narcotraficantes, puedan redimirse con un perdón. Eso es darle crueldad al país”. Compartida la opinión y desechada la teoría de que el perdón no se les da a asesinos, más bien se les debe negar el poder constitucionalizado. Como sea Juan Manuel Santos tuvo un estrepitoso fracaso, pese al uso abusivo de los recursos del Estado para promover el SÍ, incluso en el manejo tendencioso de sondeos de opinión que advertían un rotundo SÍ y que quedaron desenmascarados con la negativa respuesta social.

Cierto es que más del 50 por ciento, el 51 votaron NO. Hablamos de casi 13 millones de ciudadanos, de los cuales 7 millones se opusieron a la propuesta gubernamental, llevando a Santos a una marcada frustración pero, con su aliado, el ex presidente Álvaro Uribe y el Centro Democrático, de cara a las presidenciales de 2018, insistirán en continuar el acuerdo… ¿Conflicto social a futuro si no se respeta la decisión ciudadana? Al tiempo…

Colofón.- Constructores dicen “Hasta Aquí” a corruptos

Mientras degusta de una suculenta torta ahogada, rellena con carne de lomo de cerdo, ahogada en su salsa picosita (me comenta la dueña de este lugar, tapatía ella, que para preparar la salsa se deben asar los chiles, despepitarlos y licuarlos con agua, vinagre y sal, cocer bien la salsa y dejarla enfriar un poco antes de vaciarla en el virote), acompañada de un cerveza artesanal fría de La Blanca, el compositor de las estrofas descomedidas entiende, en primera instancia, el reclamo de los empresarios mexiquenses de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción. Y es que, de acuerdo al Observatorio de la Construcción, del 100 por ciento de las obras licitadas en la entidad, el 60 son asignadas a empresarios foráneos, y eso ya “calienta”.

En México hablar de corrupción no es nuevo, es más, en el gobierno de Porfirio Díaz, se tienen registros de gastos no justificados en obras conmemorativas de la Independencia, lo cierto es que en ese tiempo, a falta de medios de comunicación, nadie, o casi nadie, se percató del daño al erario público, y menos hubieran protestado, todos eran parte de la mafia del poder.

Por eso es que quizá el presidente Peña Nieto afirmó que en este país, cuando se habla de corrupción, nadie puede tirar la primera piedra y, aunque duela, un poquito, en su mensaje advierte que en mayor o menor medida, todos somos o hemos cometido actos de corrupción.

Lo cierto es que decirlo a la cara duele. Por eso no pocos deben estar enojados con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, cuya membresía anunció serias acciones contra la corrupción, y es que, de acuerdo a su presidente, Ismael Martínez Martínez, los empresarios de este ramo están cansados de los “moches” que les piden a cambio de la asignación de obra pública, y más aún, que ni siquiera les paguen.

Su cruzada es a favor del trabajo honesto y en contra de los sistemas coercitivos gubernamentales, sobre todo de municipios, que les han dejado daños financieros a las pymes y minipymes por más de 100 millones de pesos. Tan sólo Toluca adeuda a los empresarios cerca de 53 millones. Por cierto, el jueves estaba prevista una reunión entre Ismael Martínez y Fernando Zamora, el edil toluqueño, a fin de limar asperezas y restablecer sus relaciones pues se rumora que muchas obras no se llevaron a cabo.

Por lo pronto ya se escucha en algunas radiodifusoras un primer spot contra la corrupción… Dicen en mi tierra que  "Si mueves la rama del árbol, van a caer todas las hojas. Cuidado…

Susurros: Las piezas del PRI

Susurran que ante el devenir político del 2017, los maquiavélicos electorales en el TRI le ponen toda la carne al asador, desde Corett regresa Jesús Alcántara Núñez para operar la estrategia al lado de Luis Miranda y Rosario Robles, además de Javier García Bejos como alfil por los senderos… Muchos movimientos para quién ¿Alfredo del Mazo? ¿Carolina Monroy? El propio ¿Luis Miranda? ¿Habrá pleito amarrado?... Hasta otro Sótano. @raulmanduj

 

Leave a reply