LOGO la tribu entera

La Tribu Entera

LA FIESTA CÍVICA Y DEMOCRÁTICA… 21 AÑOS DESPUÉS

Todos en silencio. Se acabaron los casi 29 millones de “spots” en radio y televisión, y ya no hay posibilidad de nuevos debates. Entramos en la etapa de reflexión en la que las coaliciones, partidos políticos y candidatas y candidatos, deben mantener silencio. Ya no pueden realizar ni divulgar actividades proselitistas o materiales de comunicación.

En esta “veda electoral”, los medios de comunicación tampoco podrán difundir propaganda o mediciones de encuestas –que, por cierto, han tenido un papel estratégico en la construcción de percepción- y solamente las autoridades electorales pueden convocar al voto de los casi 90 millones de ciudadanos con posibilidad de ejercer su derecho.

Este miércoles concluyeron oficialmente las actividades de campaña y nos dirigimos a la fecha que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, desea que se convierta en una “fiesta cívica y democrática”.

En esos mismos términos se expresó Ernesto Zedillo Ponce de León, siendo presidente de la República, aquel domingo 6 de julio de 1997, luego de que Cuauhtémoc Cárdenas, obtuviera el triunfo al contender por la jefatura de Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), en lo que fue la primera elección, derivada de la reforma política que impulsó el presidente Zedillo y que motivó el odio de los priistas.

“Hoy, la vocación democrática de los mexicanos ha sido honrada y fortalecida. El respeto y el entusiasmo cívico han sido los rasgos más dominantes de estas elecciones. De ningún modo los incidentes menores reportados, podrán empañar la gran fiesta cívica que hoy hemos vivido”, dijo Zedillo en su mensaje a la nación, desde la Residencia Oficial de Los Pinos.

Señaló que la jornada de aquel día histórico para el país -que muchos identifican como el inicio de la alternancia democrática en la Presidencia de la República en México-, Zedillo Ponce de León afirmó que esa jornada electoral “ha correspondido en su generalidad a las condiciones de legalidad, orden y alta participación ciudadana, previstas para estas elecciones”.

“Tengo confianza de que mañana todos los mexicanos podremos afirmar con orgullo y con unidad que la democracia se ha institucionalizado en este país”, expresó el entonces presidente.

Refiero ese mensaje, porque el mensaje que empezó a transmitir el presidente Enrique Peña Nieto, en el sentido de que celebraremos –el próximo domingo- una jornada que será la más grande que México haya vivido en su historia.

“Nos aprestamos a vivir la jornada electoral con alegría, con una gran devoción cívica, en un clima de armonía y con ánimo de reafirmar la vocación democrática del país”, ha dicho el presidente Peña y expresó su deseo de que “la elección del próximo domingo sea una fiesta democrática y una fiesta cívica”.

Es claro que el presidente Enrique Peña Nieto ha asumido el papel que le corresponde: el de estadista y comprende que -a estas alturas de la contienda- su responsabilidad es garantizar la estabilidad del país, en un proceso de transición que eventualmente pudiera iniciar el próximo domingo, si consideramos las tendencias de las encuestas.

El próximo domingo, estimo, escucharemos un mensaje del presidente Enrique Peña, muy similar al de aquel 6 de julio, 21 años atrás.

Adicionalmente, llama la atención que el Banco de México (Banxico) indique que ni los mercados ni el peso deberían ser sacudidos si la izquierda gana la Presidencia de México, aunque –de acuerdo con Jaime cortina, director general de Operaciones y Sistema de Pagos de Banxico-, los eventuales ajustes en los mercados, dependerán del mensaje que envíe el equipo del candidato ganador, con respecto a las acciones que tomarían en materia de política macroeconómica.

Así que ahora nos corresponde, a todos los ciudadanos, reflexionar con respecto a las propuestas y meditar con plena y absoluta conciencia, cuál será nuestra decisión, pero debemos tener claro que este país no lo transformará un solo hombre, sino el trabajo de todos y cada uno de quienes aquí habitamos.

PERCEPCIÓN

Sería bueno saber cómo ha avanzado la operación de la Ley para Prevenir y Atender el Acoso Escolar en el Estado de México -aprobada el 14 de diciembre del año pasado y publicada el 25 de enero de este año. En su capítulo III establece que deberá diseñarse un Protocolo para Prevenir, Detectar, Atender y Erradicar el Acoso Escolar, y es tarea de la Secretaría de Educación estatal.

El artículo tercero transitorio indica que el protocolo debería emitirse treinta días después de la entrada en vigor del decreto que expidió la ley –lo que ocurrió a mediados de marzo-, por lo que en los primeros días de mayo debió estar listo y en operación.

Twitter: @RJoyaC

Leave a reply